Colorín Colorado es un proyecto nacional de multimedia que ofrece una gran riqueza de información basada en la investigación, actividades y consejos bilingües para maestros y familias de estudiantes del idioma inglés (ELLs, por sus siglas en inglés). Colorín Colorado es un servicio educativo de WETA, la principal emisora pública de la capital del país, y recibe fondos de la federación de maestros, National Education Association. © Copyright 2017 WETA Public Broadcasting.
Ejemplo: También podemos jugar a adivinar en que ha pensado el otro. Para ello, le pediremos que escriba el nombre de un objeto visible en el contexto sin que lo veamos y viceversa, después debemos adivinar que creemos que ha anotado el otro y al final enseñar lo que habíamos escrito. (Sirve cualquier juego que le haga escribir a la vez que se divierte).
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
No sabemos cómo surgieron las lenguas tonales. Muchos creen que tiene que ver con fonemas o incluso con sílabas completas que se han perdido, pero dejando su influencia en la pronunciación. Pero esta suposición hace difícil de explicar por qué el Cantonés, el cual ha mantenido muchos antiguas consonantes terminales, tiene 9 tonos, mientras que su pariente, el Chino Mandarín, el cual ha perdido esas terminaciones, sólo tiene 4 tonos. Por supuesto, un lingüista de China podría preguntarse cómo sucedió que las lenguas no-tonales perdieron sus tonos.
* A la hora de ayudarle a reconocer las letras, utilizad material de apoyo atractivo, que llame su atención: los cubos de letras por ejemplo pueden ser de gran ayuda. Escoged preferiblemente cubos de colores en lugar de cubos de madera. A muchos niños les llama poderosamente la atención el móvil o la tableta: si es vuestro caso podéis encontrar aplicaciones y vídeos que os sirvan de apoyo también en esta etapa.
Es importante señalar que, de acuerdo a una convención internacional, los fonemas se escriben entre barras a fin de ser fácilmente diferenciables de los grafemas o letras, los cuales suelen ir representados entre comillas (<>) o corchetes ([]). Esta formalidad en la representación de los fonemas fue impuesta por los lingüistas reunidos en torno a la Escuela de Praga durante el siglo XX.
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
La enseñanza de la lectura debería empezar por las vocales secuenciadas por su dificultad gráfica y seguir con las consonantes que no presentan problemas de interferencia y que tienen una "correspondencia grafema-fonema" estable. Posteriormente se van introduciendo aquellos grafemas que presentan contrastes a fin de obtener ventajas en el aparato discriminativo.
En Inglés el asunto se complejiza, en tanto existen alrededor de 14 sonidos vocálicos. Estos 14 sonidos vocálicos son encontrados en las siguientes palabras: beet, bit, bait, bet, bat, car, pot (en Inglés Británico), bought, boat, book, boot, bird, but, y la a in ago. Existen también tres diptongos o doble vocales: bite, cow, y boy. Los diptongos involucran off-glides. Puedes oír la y en “bite” y en “boy”, y la w en “cow”. De hecho, los sonidos en “bait” y en “boat” también son diptongos, pero las respectivas primeras partes del diptongo son diferentes a los sonidos cercanos en las palabras “bet” y “bought”.
Cómo lo oyes. Qué no habrá entendido el interlocutor para preguntar si era para “llevar o recoger” (con la fonética propia del propietario un restaurante chino). Lo que me hace preguntar cuántos llevar o recoger pueblan nuestros servicios o campañas de televenta. Y cuántos contactos quedan achicharrados bajo la sombra del llevar o recoger. ¿Alguna vez has recibido una llamada de televenta que la que no sabías que te estaban vendiendo en realidad? ¿Has sentido la sensación de que la acumulación de datos, gigas, descuentos, servicios  y coberturas era tal que tu gracias no me interesa podría ser traducido por gracias, pero no me estoy enterando de nada? Si quieres saber cómo poner solución a esto, sigue leyendo.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
No sabemos cómo surgieron las lenguas tonales. Muchos creen que tiene que ver con fonemas o incluso con sílabas completas que se han perdido, pero dejando su influencia en la pronunciación. Pero esta suposición hace difícil de explicar por qué el Cantonés, el cual ha mantenido muchos antiguas consonantes terminales, tiene 9 tonos, mientras que su pariente, el Chino Mandarín, el cual ha perdido esas terminaciones, sólo tiene 4 tonos. Por supuesto, un lingüista de China podría preguntarse cómo sucedió que las lenguas no-tonales perdieron sus tonos.
Lo cierto es que en el colegio, durante la educación infantil (3,4,5 años), se suele hacer una aproximación a la lectura usando el método global: se enseñan palabras a los niños asociadas a imágenes, se observan semejanzas entre palabras (elefante y estrella empiezan por la misma letra), etc; y, ya en educación primaria (a partir de los 6 años), se inicia un análisis de los segmentos de las palabras: el silabeo (pa-pe-pi-po-pu). Tanto el método analítico como el global son válidos para desarrollar la capacidad lectora. Y ambos son necesarios para una lectura de calidad. Que insistamos más en uno u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. 
La enseñanza de la lectura debería empezar por las vocales secuenciadas por su dificultad gráfica y seguir con las consonantes que no presentan problemas de interferencia y que tienen una "correspondencia grafema-fonema" estable. Posteriormente se van introduciendo aquellos grafemas que presentan contrastes a fin de obtener ventajas en el aparato discriminativo.
×