Puede ser dividida en tres secciones también, a saber: faringe, cavidad bucaly cavidad nasal. La faringe es un tubo musculoso situado en el cuello. Conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago. A diferencia de las cavidades que mencionábamos anteriormente, esta sección de lacavidad supraglótica forma parte también del aparato digestivo, pues por la faringe pasan también los alimentos que ingerimos.
Cuando los fonemas fueron introducidos hace muchas décadas vivíamos en una sociedad diferente. Era una sociedad auditiva. Los niños crecían en cenas familiares, escuchaban el radio y escuchaban historias de sus abuelos. Los niños en este ambiente auditivo rico tenían la oportunidad de desarrollar un excelente procesamiento auditivo (memoria corto plazo). Hoy vivimos en una sociedad muy visual, que le gusta los vídeo juegos. películas, anuncios etc. Ninguna de estas cosas es negativa, pero contribuye a que el niño desarrolle el procesamiento visual y que su habilidad auditiva se reduzca.
Mezclar sonidos es una habilidad importante para los lectores principiantes. Ellos necesitan juntar las unidades de sonido, fonemas, para poder se capaces de leer una palabra sin problemas. Usted puede ayudar a su hijo para que comience a trabajar en esto al juntar los sonidos que escucha. Pídale que conecte el comienzo del sonido con el resto de la palabra. Por ejemplo, dígale “empieza con /p/ y agrega /a/n/. ¿Qué palabra escuchas si las unes?”.
Otro modo de enseñar y adquirir esta conciencia fonémica es trabajar con fonemas únicos en las palabras habladas, como al identificar el primer sonido de la palabra inglesa cat (gato) como /k/. Parte de este aprendizaje también implica darse cuenta de que cambiar un solo sonido o fonema puede cambiar el significado de la palabra. Por ejemplo, cambiar la /g/ en bag por una /t/ nos da la palabra bat (murciélago), que tiene un significado diferente al de bag (bolsa).

Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
Desde un punto de vista estructural, el fonema pertenece a la lengua, mientras que el sonido pertenece al habla. La palabra , por ejemplo, consta de cuatro fonemas (/k/, /a/, /s/, /a/). A esta misma palabra también corresponden en el habla, acto concreto, cuatro sonidos, a los que la fonología denominará alófonos, y estos últimos pueden variar según el sujeto que lo pronuncie. La distinción fundamental de los conceptos fonema y alófono, está en que el primero es una huella psíquica de la neutralización (un modelo) del segundo que se efectúa en el habla.
* Mostrad mucha paciencia durante el proceso de enseñanza: habladle más despacio de lo habitual, evitad las correcciones directas (en lugar de decirle que se ha equivocado preguntadle si está seguro de que esa es la letra correcta, por ejemplo) y recompensar los avances que vaya consiguiendo, por pequeño que sea, (no es necesario que la recompensa sea algo material, puede ser un “¡bien hecho!”).
El aire pasa de los pulmones a los bronquios y después a la tráquea, en cuya parte superior se sitúa la laringe. En la laringe, se sitúan las cuerdas vocales, dos músculos flexibles que vibran con el paso del tiempo de la respiración. Si las cuerdas vocales se aproximan y vibran, se producen los sonidos sonoros. Por el contrario, si las cuerdas vocales no vibran y dejan pasar el aire libremente, se producen los sonidos sordos.
×