Empezar enseñando a los niños que las palabras son un conjunto de letras, y no un todo, es, por lo tanto, empezar con mal pie. Esto no seria especialmente problemático si no fuera porque el cerebro es un órgano que se adapta a las tareas que le hacemos hacer. Y si los niños empiezan a fijarse en las letras, su cerebro se adaptará a esta tarea, que no es la primordial.
En la primera parte de mis talleres mediante coaching grupal y programación neurolingüística trabajo estas situaciones de partida para generar una base sólida en los planteamientos de cada llamada. Y desde aquí siento las bases para vender en lugar de informar, estos son los ingredientes que trabajamos en sala para que ganen seguridad en lo que hacen y no “suenen a lo mismo de siempre”.
(Nota: en el idioma inglés existen 14-16 fonemas vocálicos (vocales), y más o menos 24 consonánticos (consonantes). Es importante que usted conozca estos fonemas para poder ayudar a su hijo en su aprendizaje en los Estados Unidos de Norteamérica. En español existen solamente 5 fonemas vocálicos (vocales) y 19 consonánticos (consonantes). Existen algunas variaciones en cuanto al número de fonemas por región o país.)

Pero durante el proceso de la adquisición de la lectura el niño puede tener dificultades en la "correspondencia grafema-fonema", teniendo confusiones entre las grafías y/o alteraciones en el reconocimiento de esa grafía, lo cual incide en la falta de fluidez de la lectura y puede repercutir en su comprensión. Puede ser causa de un defecto en la habilidad para poder discriminar los sonidos del habla y se podría creer que carecen de la conciencia fonológica, pero es una equivocación porque el hecho de que el niño no pueda producir algunos sonidos, no significa que no los identifique. Es por eso que el niño tiene que ver a las palabras escrita como un todo el cual tiene un significado y es aun mayor cuando se lee una oración y/o textos.

Lo compré porque me lo recomendó una amiga y acertó de lleno en todo. Lo lees sin darte cuenta porque esta repleto de frases y descripciones ingeniosas, personajes muy humanos y un mundo,el del planeta Arkhon,coherente y muy bien descrito. Se nota que este libro I deja todo preparado para la continuación y te deja con la miel en los labios porque supongo, como es lógico, que los espiritus wunts y su emperatriz cobrarán más protagonismo. Superentretenido y además da que pensar. Autor a tener en cuenta.


Las palabras regulares, muy pocas en la lengua española, al no ajustarse a las reglas de "correspondencia grafema-fonema", ha de ser leídas por dos rutas que funcionan paralelamente y será la ruta mas rápida la que nos proporcione el significado. Es decir, que hay una especie de competencia que nos permite la interacción entre las rutas, mientras que en la ruta fonológica las unidades de correspondencia ortográfico-fonológicas sean de secuencias de letras de mayor tamaño que el grafema (silabas, rimas, etc.).
Ejemplo:  El juego del detective: consiste en identificar y atrapar todas las sílabas o letras que nosotros le propongamos. Por ejemplo se le escriben diversas sílabas entre las que predominan el grafema que se está trabajando y él/ella debe rodear todas las que contengan dicha letra. O se le pide directamente que busque “di” , después “ed”, después “dedo”.

Introduce palabras vv, grupos consonánticos con r y l, y palabras de cuatro o más sílabas. Introduce los fonemas c /s/, g /j/ y la terminación -oy. Continúa aportando nuevas estrategias de lectura de palabras, frases, oraciones y textos con lenguaje controlado, a medida que estos incrementan su complejidad. A nivel gramatical trabaja el uso de pronombres interrogativos, verbos en tiempo presente, pasado y futuro. A nivel semántico incluye actividades de comprensión lectora de mayor complejidad, como descripción de imágenes en oraciones completas. Introduce los días de la semana y las estaciones del año. Introduce números ordinales y cardinales y pone en juego la resolución de problemas matemáticos. En cada Paso pone en práctica (i) la lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (ii) caligrafía, (iii) ortografía, (iv) gramática y (v) comprensión lectora.


Al terminar la llamada, puedes valorarla con este sencillo test. Es mucho más amigable  que las clásicas hojas de monitorización (necesarias), y generan un nuevo enfoque. Cuanto más cerca estés de estos 7 puntos, más identificado te sentirás con tu llamada de venta y más vas a identificar uno delos elementos claves del éxito: La intención. ¿Con qué intención realmente llamas?

abuelos animales autismo blog blogs cine colegio comer comida correr cuento cuentos deporte discapacidad disney dormir fotografia fotos hablar hermanos Juego de mesa juegos juegos de mesa jugar juguetes leer libro libros muerte musica navidad palabras panales paternidad pelicula peliculas perros regalos reyes magos sexo sueno television trabajo video videojuegos
/h/: fonema fricativo, laringal (grafía h). Existe en algunas variedades de andaluz y del español caribeño donde se conserva esa aspiración como reflejo de la antigua F inicial latina en algunas palabras (halar, harto, heder, higo, huir), pero en casi todas las variedades este fonema desapareció después del siglo XVII). Además, [h] es la realización del fonema /x/ en buena parte de Andalucía, en Canarias, ribera caribeña (Antillas, América central, Venezuela) y toda Colombia.
La adquisición formal de la habilidad lectora se desarrollo en dos etapas: la etapa alfabética y la etapa ortográfica. En la primera etapas se desarrollan las estrategias de decodificación fonológica y en la segunda se desarrollan estrategias de reconocimiento directo a partir de la representación ortográfica de la palabra. De tal forma que durante la etapa alfabética se desarrollaría la ruta fonológica que posibilita el acceso al significado mediante la decodificación fonológica y, en la etapa ortográfica se desarrollaría la ruta visual u ortográfica.
Me acabo de dar cuenta de que mi hijo para pronunciar no va mal encaminado aun a pesar del retraso que ha tenido con el lenguaje. Es decir, se equivoca con las palabras y el orden de sus silabas, pero es porque quiere soltarlas de golpe mas que porque no sea capaz de pronunciar fonemas. Si que le cuestan mas las consonantes de final de palabra, sobre todo la “r” pero con la “r” doble tambien anda flojo.
Me hace “gracia” leer algún comentario en el que dice lo dulces y ricos que son los niños cuando hablan confundiendo muchos fonemas. Creo que todavía muchas personas no entienden el problema que puede existir si a un niño no se le trata debidamente esas alteraciones fonéticas tempranamente, quitándole importancia a lo que puede haber detrás (retrasos del lenguaje, trastornos específicos, alteraciones funcionales…) y que todo ello va repercutiendo poco a poco en el desarrollo global del niño.

La fonología en cambio no necesariamente trata entes claramente definibles en términos acústicos. Como realidad mental o abstracta un fonema no tiene por qué tener todos los rasgos fonéticos especificados. Por ejemplo, en diversas lenguas la aspiración es relevante para distinguir pares mínimos pero un fonema del español puede pronunciarse más o menos aspirado según el contexto y la variante lingüística del hablante pero en general para un fonema del español no está especificado el grado de aspiración. En cambio, en lenguas como el chino mandarín o el coreano un fonema tiene predefinido el rasgo de aspiración.
Me acabo de dar cuenta de que mi hijo para pronunciar no va mal encaminado aun a pesar del retraso que ha tenido con el lenguaje. Es decir, se equivoca con las palabras y el orden de sus silabas, pero es porque quiere soltarlas de golpe mas que porque no sea capaz de pronunciar fonemas. Si que le cuestan mas las consonantes de final de palabra, sobre todo la “r” pero con la “r” doble tambien anda flojo.
Por ejemplo, la sílaba yi puede tener muchos significados. Con el tono 1 significa trapo, con el tono 2 significa sospechar, con el tono 3 significa silla, con el tono 4 significa significado. La sílaba wu significa casa, nadie, cinco y niebla, respectivamente. Y ma significa madre, cañamo, caballo y reprender, respectivamente. En la trascripción oficial, los cuatro tonos son indicados a través de ¯, ´, ˇ, y `. 									

Un niño de dos años debe de tener la memoria de corto plazo de 2, un niño de tres años debe de tener la de 3,etc. hasta el nivel siete es el promedio de nuestra sociedad. Para poder utilizar los fonemas más que memorizar sonidos, el niño debe de tener una memoria corto plazo auditiva de 6. Si ves a un niño por debajo de esto, verás a un niño que pueden juntar sonidos y formar palabras, pero al final de las oraciones o párrafo no pueden entender lo que acaban de leer. 
Tras algunas décadas de abandono como consecuencia del énfasis puesto en una mal entendida “comunicabilidad” del lenguaje, estudios recientes sobre la competencia fónica coinciden en considerarla una parte fundamental de las destrezas orales de la lengua, esto es, de la expresión oral, la comprensión auditiva y la interacción oral. En efecto, la pronunciación es el medio a través del cual se trasmite la información y, por lo tanto, la comprensión o no del mensaje por parte del oyente va a depender de la calidad de esa transmisión; en cuanto a la comprensión del mensaje, no podemos olvidarnos de que uno de los procesos fundamentales de esta destreza es el de la percepción de los elementos fónicos, de forma que si un individuo no identifica correctamente los segmentos que componen un texto oral, tendrá dificultades para comprenderlo e interpretarlo (Iruela, 2004: 27-30). Existe, por tanto una relación directa entre capacidad para percibir y discriminar elementos fónicos de la L2 (los contrastes fonológicos, los sonidos que representan a cada fonema, el ritmo, la entonación, el acento a nivel de palabra y de frase, etc.) y la capacidad para la comprensión del mensaje.

Los niños que tienen un nivel auditivo de 4 pueden aprender sonidos de las letras, pero no podrán utilizar eficientemente los sonidos para formar palabras. La razón para esto es que la memoria corto plazo es un reflejo de sostener las piezas juntas. Para que los fonemas funcionen tienes que poder retener piezas individuales auditivas (sonidos) juntos y transformarlos en una palabra. Cuando el niño llega a un grupo de 5 digitos podra pronunciar las palabras pero al final de la oración o párrafo la comprensión se habrá perdido. No es hasta que el niño tenga un nivel auditivo de 6 que se podrá utilizar de mejor manera la lectura por fonemas. Así que, si estas empeñado en que tu hijo o alumno aprenda por fonemas, primero tienes que ejercitar su cerebro y construir un buen procesamiento auditivo. Haz estos ejercicios varias veces al día por varios minutos, gradualmente mejorarás el procesamiento del cerebro. Cada que aumentes un numero, es igual a un año de desarrollo más, así que es una actividad que requerirá de constancia para que suceda una mejora.
Un cliente no está sentado en su casa esperando que le llamemos. Generalmente la llamada le coge haciendo otras cosas. Si no hacemos algo para que la llamada sea distinta, será una llamada más. Si sólo contamos nuestra promoción o coberturas o descuentos sin que el cliente participe en la conversación el riesgo de desconexión con lo que le estamos contando es alto. Haciendo partícipe al cliente primero, le mantenemos enganchado a la llamada y segundo generamos un clima de confianza, tan necesario para vender. Merece la pena intentarlo. ¿Verdad? Ahora, por muchas herramientas que tengamos, lo que define nuestro éxito, es con qué intención las aplicamos.
Estos tonos diferencian muchas palabras en Sueco. Dichas en el tono singular, las palabras anden, tomten, biten, y slaget significan el pato, el edificio, el pedacito y la batalla, respectivamente. Dichas en tono doble, significan el espíritu, el elfo, mordido y golpeado, respectivamente. El Castellano también usa acentos y tonos dinámicos, pero sólo en frases completas, tales como al final de las preguntas.
×