Además de estas variaciones en el inventario fonémico, el número de alófonos que presentan los fonemas del español presentan peculiaridades en algunas variedades. Por ejemplo en la modalidad lingüística andaluza las secuencias /s+b/, /s+d/ y /s+g/ dan lugar a las fricativas sordas [ɸ], [θ] y [x] (estando el primer alófono ausente de otras variedades de español).
Lo leí en 4 días. No se que tiene que lo lees con mucha facilidad, como me pasó con La Sombra del Viento. A las pocas páginas ya te has metido en el mundo de los cinco reinos de Arkhon y las cosas de Frimm, Sanhia y los personajes. Al principio salen bastantes nombres, pero pronto le pillas el tranquillo y no puedes parar de seguir leyendo. Eso si, me dejó con las ganas de la continuación. Espero que el autor continue, me gustó muchisimo.
La palabra clave aquí es distinguir. De hecho hacemos discriminaciones mucho más finas entre los sonidos, pero el idioma Inglés requiere sólo 40 (averiguar en Español). Las otras discriminaciones son las que nos permiten detectar las diferencias entre acentos, dialectos, identificar individuos, y diferenciar pequeños matices en el habla que indican mensajes más allá del significado obvio de las palabras.
Enganchado en la fonética aprender a leer el primer grado es un paquete completo que incluye una guía para padres para el uso del programa .; 6 libros de cuentos originales que ofrecen una gama de historias bellamente ilustradas; 2 libros de trabajo que guiarán a usted ya su hijo a través de todas las lecciones y muchas actividades divertidas; 2 DVDs llenos de videos musicales y presentaciones de diversión a cada lección, donde las letras toman vida; tabla de progreso para seguir los pasos completados y para celebrar el éxito de lectura Aprender a leer el primer grado hace que sea fácil para usted como padre a presenciar - y jugar un papel en - algunos de los momentos más mágicos de desarrollo educativo de su hijo. El aprendizaje es un proceso, no un evento, y Enganchado en la fonética aprender a leer lo lleva un paso a la vez - edificio en divertirse en el camino! Todos nuestros productos son de Estados Unidos SKU 8111822601
Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.
Maestros y padres de familia utilizan el método de enseñanza llamado "phonics" para ayudar a los niños a ciertos sonidos se conectan con grupos de letras para sonar hacia fuera palabras como aprenden a leer. El programa de alfabetización enganchado en el Phonics afirma ser capaz de enseñar a nadie a leer, usando métodos que son "divertido y rápido. Durante más de 20 años en que este programa ha estado disponible, se ha ganado una gran notoriedad. Para algunos niños, Hooked on Phonics tiene desventajas como un método de enseñanza, incluyendo diferencias en la capacidad de aprendizaje de los niños, inconsistencias en las reglas de la fonética, la necesidad de memorización de la palabra de la vista y el costo del programa.
A base del Método Fexmo, es un curso taller Terapia de lenguaje: Fonética, expresión y movimiento, Ponente: Ida Lucía Muente Espinar, autora del Método Fexmo, dirigido a profesores de pedagogía y Ed. Inicial. Temario: Comprensión Lectora, Fonética, Vocalización, Narración de cuentos, Problemas de oralidad, Caligrafía, Movimiento y su importancia, Paralelos de zurdos y diestros, Importancia de los colores, Terapia de cada letra a través de sonidos. 									

Una buena conciencia fonológica empieza cuando los niños detectan sonidos, sílabas y rimas en las palabras que escuchan. Lea frecuentemente en voz alta a su hijo. Seleccione libros que rimen o que repitan el mismo sonido. Dirija la atención de su hijo hacia las rimas: “¡Fox, socks, box! (vocablos en inglés que significan: zorro, calcetínes, caja). Todas estas palabras riman. ¿Escucha que casi suenan igual?”
Las cuerdas vocales pueden estar relajadas, con lo que el aire pasa entre ellas sin más, o tensas (estiradas), en cuyo caso vibrarán, creando sonidos. Algunos fonemas usan ese sonido, y son llamados sonoros (o tonales). Entre los ejemplos están las vocales y algunas consonantes (m, l, d, b  y r, por ejemplo). Otros fonemas no involucran la vibración de las cuerdas vocales, tales como las consonantes h, j, t y s, y son llamados sordos (no tonales).
Cesta palabras que riman. Podéis tener una pequeña cesta con objetos que riman. La idea es que cada semana, al iniciar la semana vamos a poner un objeto en la cesta. Y durante toda la semana los niños de manera autónoma van a tener que ir introduciendo objetos que vayan encontrando que rimen con el que hemos marcado; al final de la semana los repasaremos.
Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
Ejemplo: También podemos jugar a adivinar en que ha pensado el otro. Para ello, le pediremos que escriba el nombre de un objeto visible en el contexto sin que lo veamos y viceversa, después debemos adivinar que creemos que ha anotado el otro y al final enseñar lo que habíamos escrito. (Sirve cualquier juego que le haga escribir a la vez que se divierte).

Debido al gran número de palabras que no siguen las reglas del phonics, memorización de la palabra vista sigue siendo necesaria para los niños que aprenden a leer a través de programas de fonética como enganchado en el Phonics. En otras palabras, el niño debe memorizar la ortografía de muchas palabras individualmente, con el fin de reconocer a la vista. Memorización de la palabra vista puede presentar problemas para los niños que tienen dificultades con la memorización de memoria, que se extiende la longitud de tiempo requerido para que la lectura mejorar.
El aprendizaje del vocabulario comienza muy temprano en la vida, como cuando los niños pequeños miran algo a lo que usted está haciendo referencia o cuando dicen sus primeras palabras para obtener lo que necesitan o desean. A medida que los niños pequeños crecen, van aprendiendo más y más palabras. Cuando comienzan a vocalizar palabras como parte del proceso de aprender a leer, la mayoría de los niños ya pueden reconocer la mayoría de las palabras que dicen, reconocen que escucharon esas palabras antes y saben qué significan. Por este motivo, tener un vocabulario amplio es tan importante para leer.

Mezclar sonidos es una habilidad importante para los lectores principiantes. Ellos necesitan juntar las unidades de sonido, fonemas, para poder se capaces de leer una palabra sin problemas. Usted puede ayudar a su hijo para que comience a trabajar en esto al juntar los sonidos que escucha. Pídale que conecte el comienzo del sonido con el resto de la palabra. Por ejemplo, dígale “empieza con /p/ y agrega /a/n/. ¿Qué palabra escuchas si las unes?”.


El número de fonemas de una lengua es finito y limitado en cada lengua y el número de alófonos potencialmente definibles, especialmente si especificamos rasgos fonéticos muy sutiles, es potencialmente ilimitado y varía según el contexto fonético y la articulación lingüística individual de los hablantes, a su estudio se dedicará la llamada fonética experimental. En cuanto al número de fonemas, este no tiene por qué ser fijo, y puede cambiar con el cambio lingüístico, de hecho en un instante dado, puede ser que puedan construirse dos sistemas fonológicos con diferente número de fonemas si se introducen reglas de pronunciación más complejas. Sin embargo, la mayoría de análisis del español está en torno a 24 unidades (5 vocales y 19 consonantes), aunque no todas las variedades de español tienen el mismo número de fonemas.
×