Al estar en contacto con niños de la edad de cinco a seis años, se observan como tienen dificultades con la "correspondencia grafema-fonema", dificultades en la lectura tanto en su adquisición y consolidación, por lo que, se hace importante investigar mas sobre el tema, reflexionar y hacer conciencia sobre las dificultades del aprender a leer correctamente. El Objetivo general es detectar las dificultades en la adquisición de la lectura en la "correspondencia grafema-fonema" en niños de cinco a seis años y como afecta en la lectura.
Las palabras regulares, muy pocas en la lengua española, al no ajustarse a las reglas de "correspondencia grafema-fonema", ha de ser leídas por dos rutas que funcionan paralelamente y será la ruta mas rápida la que nos proporcione el significado. Es decir, que hay una especie de competencia que nos permite la interacción entre las rutas, mientras que en la ruta fonológica las unidades de correspondencia ortográfico-fonológicas sean de secuencias de letras de mayor tamaño que el grafema (silabas, rimas, etc.).
Otro modo de enseñar y adquirir esta conciencia fonémica es trabajar con fonemas únicos en las palabras habladas, como al identificar el primer sonido de la palabra inglesa cat (gato) como /k/. Parte de este aprendizaje también implica darse cuenta de que cambiar un solo sonido o fonema puede cambiar el significado de la palabra. Por ejemplo, cambiar la /g/ en bag por una /t/ nos da la palabra bat (murciélago), que tiene un significado diferente al de bag (bolsa).
Se conoce articulación del sonido a la colocación específica de los órganos de la boca (labios, lengua, paladar, velo del paladar, dientes, alvéolos, y paladar duro) en el momento de producirse el sonido. Debido a la movilidad de dos de los órganos de la cavidad bucal, la lengua y los labios, es en ella donde se origina la mayor parte de los sonidos.
El desarrollo de la lectura se va adquiriendo a través de estímulos, de los cinco a seis años es el nivel de edad en donde debe culminar todo el proceso de aprendizaje inicial de la lectura, sin que esto quiera decir que posteriormente no sea necesario seguir trabajando en el afianzamiento de otra serie de estrategias lectoras de orden superior, acorde a los múltiples y variados objetivos lectores.
/ʎ/: fonema lateral palatal (grafía ll). Es el fonema tradicional del español estándar, hoy presente, especialmente, en zonas rurales del centro y norte de España, entre los hablantes de las zonas bilingües vasca y catalana, y en América /ʎ/ es mayoritario en Bolivia, Paraguay, interior de Perú, norte de Argentina y zonas de Colombia. Ver la página de discusión de este artículo.
/h/: fonema fricativo, laringal (grafía h). Existe en algunas variedades de andaluz y del español caribeño donde se conserva esa aspiración como reflejo de la antigua F inicial latina en algunas palabras (halar, harto, heder, higo, huir), pero en casi todas las variedades este fonema desapareció después del siglo XVII). Además, [h] es la realización del fonema /x/ en buena parte de Andalucía, en Canarias, ribera caribeña (Antillas, América central, Venezuela) y toda Colombia.
Un buen aprendizaje es el que promueve en el sujeto esta zona, es decir, interviene procurando crear diferencias en los niveles de desarrollo real o desafíos en términos pedagógicos. Un ejemplo es el proceso de alfabetización que puede considerarse como un "genuino progreso en el desarrollo en sentido estricto" pero que por otro lado implica la apropiación de procedimientos, estrategias, habilidades más locales, que en si mismos no constituyen "genuinos logros del desarrollo". El proceso de alfabetización se presenta en la lectura y la escritura. Estos son procesos cognitivos diferentes en donde la adquisición de la lectura siempre antecede a la escritura.
Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
La siguiente etapa inicia cuando el niño reconoce las letras, las asocia con un sonido concreto, combina las letras y sus sonidos para formar palabras. Quiere decir, que cuando el niño puede leer la palabra completa por medio de la vista, da el paso a la etapa alfabético. En esta etapa es gradualmente sustituida la lectura de la palabra pictórica por medio del reconocimiento del sonido, cuando el niño desarrolla el conocimiento que permite la conexión entre las letras y su sonido, a esto se le llama "correspondencia grafema-fonema". Cuando el niño reconoce el sonido de la letra, reconoce que al combinar estas puede formar palabras que se puede leer y está realizando la codificación fonológica.
En la etapa alfabética se subdivide en la identificación fonémica y manipulación fonémica; la primera se refiere a que reconoce el fonema, ejemplo: cual es el primer sonido de la palabra taza… "t") y la segunda se refiere a que el niño puede manipular, mover e identificar el fonema (ejemplo: en la palabra taza si se le cambia el /t/ por /k/ diría casa).
La enseñanza de la lectura debería empezar por las vocales secuenciadas por su dificultad gráfica y seguir con las consonantes que no presentan problemas de interferencia y que tienen una "correspondencia grafema-fonema" estable. Posteriormente se van introduciendo aquellos grafemas que presentan contrastes a fin de obtener ventajas en el aparato discriminativo.
×