El número de fonemas de una lengua es finito y limitado en cada lengua y el número de alófonos potencialmente definibles, especialmente si especificamos rasgos fonéticos muy sutiles, es potencialmente ilimitado y varía según el contexto fonético y la articulación lingüística individual de los hablantes, a su estudio se dedicará la llamada fonética experimental. En cuanto al número de fonemas, este no tiene por qué ser fijo, y puede cambiar con el cambio lingüístico, de hecho en un instante dado, puede ser que puedan construirse dos sistemas fonológicos con diferente número de fonemas si se introducen reglas de pronunciación más complejas. Sin embargo, la mayoría de análisis del español está en torno a 24 unidades (5 vocales y 19 consonantes), aunque no todas las variedades de español tienen el mismo número de fonemas.


Así, cada palabra se compone de un conjunto específico de sonidos que por lo general se representan con símbolos diferentes a los que representan las letras del abecedario. Para comprenderlos, la fonética también busca entender cómo cada sonido es producido por las diferentes partes de la boca y del sistema de cuerdas vocales a modo de repetirlos luego fácilmente.

Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.
También ayuda destacar los sonidos repetitivos. Por ejemplo, si está leyendo One Fish, Two Fish, Red Fish, Blue Fish (un pez, dos peces, pez rojo, pez azul), pida a su hijo que escuche el sonido /fffff/ en “fish” (al principio alargue los sonidos). Intente destacar otras palabras con el sonido /fffff/, en otros momentos además de cuando leyó el libro.
Cesta palabras que riman. Podéis tener una pequeña cesta con objetos que riman. La idea es que cada semana, al iniciar la semana vamos a poner un objeto en la cesta. Y durante toda la semana los niños de manera autónoma van a tener que ir introduciendo objetos que vayan encontrando que rimen con el que hemos marcado; al final de la semana los repasaremos.
* A la hora de ayudarle a reconocer las letras, utilizad material de apoyo atractivo, que llame su atención: los cubos de letras por ejemplo pueden ser de gran ayuda. Escoged preferiblemente cubos de colores en lugar de cubos de madera. A muchos niños les llama poderosamente la atención el móvil o la tableta: si es vuestro caso podéis encontrar aplicaciones y vídeos que os sirvan de apoyo también en esta etapa.
Introduce palabras vcccv de más de cuatro sílabas. Introduce los dígrafos gui/gue. Continúa aportando estrategias de lectura de palabras, frases, oraciones y textos cada vez menos controlados, hasta que al final del nivel los niños adquieren competencia para leer textos sin control. A nivel gramatical, trabaja el uso de sufijos -mente, -ción, -sión, -ble, -ísimo/ísima, verbos que terminan con -amos/emos/imos, -aron/ieron, -ando/iendo. A nivel semántico incluye actividades de comprensión lectora de mayor complejidad, como hacer inferencias, predicciones y titular capítulos. Introduce los meses del año, familias de palabras, números y palabras compuestas. En cada Paso pone en práctica (i) la lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos, (ii) caligrafía, (iii) ortografía, (iv) gramática y (v) comprensión lectora.
Los niños responden al aprendizaje manual. Intente hacer un collage de artículos que empiecen con el mismo sonido usando imágenes de revistas. Los títeres de calcetines son otra manera divertida de trabajar en estas habilidades. Haga uno al que le guste comer palabras que empiecen con ciertos sonidos. Deje que su hijo se divierta “alimentando” su títere con diferentes objetos o fotos que comiencen con ese sonido.

/h/: fonema fricativo, laringal (grafía h). Existe en algunas variedades de andaluz y del español caribeño donde se conserva esa aspiración como reflejo de la antigua F inicial latina en algunas palabras (halar, harto, heder, higo, huir), pero en casi todas las variedades este fonema desapareció después del siglo XVII). Además, [h] es la realización del fonema /x/ en buena parte de Andalucía, en Canarias, ribera caribeña (Antillas, América central, Venezuela) y toda Colombia.
Derechos de autor © 2014–2019 UNDERSTOOD.ORG USA LLC. Todos los derechos reservados. “Understood” y los logotipos relacionados son marcas registradas como UNDERSTOOD.ORG USA LLC y pueden ser utilizadas con autorización. Esta página de Internet provee información de naturaleza general y está diseñada únicamente con propósitos informativos y educativos, y no constituye asesoramiento médico ni legal. Understood es una iniciativa sin fines de lucro. Understood no recibe ni recibirá dinero de ninguna compañía farmacéutica. No promocionamos ni ofrecemos servicios a individuos en la Unión Europea. Para mayor información, por favor revise los términos y condiciones.
Fijado un conjunto de rasgos fonéticos se pueden definir los sonidos de la lengua, en principio no hay límite para lo fina que pueda ser la distinción que establecen estos rasgos; potencialmente la lista de sonidos puede hacerse tan grande como se quiera si se incluyen más y más rasgos. Sin embargo el número de fonemas es un asunto diferente, puesto que muchos de los anteriores sonidos serán equivalentes desde el punto de vista lingüístico. Un sistema fonológico es un par {\displaystyle {\mathcal {F}}=(F,{\mathcal {R}})} donde {\displaystyle F\,} es un inventario de fonemas abstractos definidos por unos pocos rasgos del conjunto total (las lenguas naturales por lo general oscilan entre 10 y 30 fonemas, aunque se han descrito lenguas con cerca de 100 fonemas), y {\displaystyle {\mathcal {R}}} es el conjunto de reglas que en función del contexto relativo de aparición de los fonemas definen totalmente los rasgos fonéticos, así el conjunto de reglas puede pensarse como una aplicación del conjunto de secuencias admisibles de fonemas en el conjunto de secuencias admisibles de sonidos:
Al estar en contacto con niños de la edad de cinco a seis años, se observan como tienen dificultades con la "correspondencia grafema-fonema", dificultades en la lectura tanto en su adquisición y consolidación, por lo que, se hace importante investigar mas sobre el tema, reflexionar y hacer conciencia sobre las dificultades del aprender a leer correctamente. El Objetivo general es detectar las dificultades en la adquisición de la lectura en la "correspondencia grafema-fonema" en niños de cinco a seis años y como afecta en la lectura.

Me acabo de dar cuenta de que mi hijo para pronunciar no va mal encaminado aun a pesar del retraso que ha tenido con el lenguaje. Es decir, se equivoca con las palabras y el orden de sus silabas, pero es porque quiere soltarlas de golpe mas que porque no sea capaz de pronunciar fonemas. Si que le cuestan mas las consonantes de final de palabra, sobre todo la “r” pero con la “r” doble tambien anda flojo.

Empezar enseñando a los niños que las palabras son un conjunto de letras, y no un todo, es, por lo tanto, empezar con mal pie. Esto no seria especialmente problemático si no fuera porque el cerebro es un órgano que se adapta a las tareas que le hacemos hacer. Y si los niños empiezan a fijarse en las letras, su cerebro se adaptará a esta tarea, que no es la primordial.
Cuando el componente fonológico del lenguaje presenta dificultades, es más difícil construir el grado de conciencia fonológica que necesita el aprendizaje de la "correspondencia grafema-fonema"; por ejemplo, en la memorización de las correspondencias entre letras y grupos de letras, por una parte, y de los fonemas y silabas que representan. Los procesos cognitivos que compone a la conciencia fonológica muestra la mayor variabilidad común con el aprendizaje inicial de la lectura, y en algunos su nivel de desarrollo es determinante para su éxito o fracaso en el aprendizaje de la lectura.

En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes.
×