Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
Colorín Colorado es un proyecto nacional de multimedia que ofrece una gran riqueza de información basada en la investigación, actividades y consejos bilingües para maestros y familias de estudiantes del idioma inglés (ELLs, por sus siglas en inglés). Colorín Colorado es un servicio educativo de WETA, la principal emisora pública de la capital del país, y recibe fondos de la federación de maestros, National Education Association. © Copyright 2017 WETA Public Broadcasting.
Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.
Es importante señalar que si bien el fonema pertenece al ámbito de la lengua, y el sonido se incluye en el campo del habla, ambos elementos se encuentran íntimamente relacionados y condicionan el significado de los términos; sin embargo el fonema es un elemento que sirve para el análisis lingüístico, es decir que representa la abstracción de ese sonido al que se encuentra ligado.
No sabemos cómo surgieron las lenguas tonales. Muchos creen que tiene que ver con fonemas o incluso con sílabas completas que se han perdido, pero dejando su influencia en la pronunciación. Pero esta suposición hace difícil de explicar por qué el Cantonés, el cual ha mantenido muchos antiguas consonantes terminales, tiene 9 tonos, mientras que su pariente, el Chino Mandarín, el cual ha perdido esas terminaciones, sólo tiene 4 tonos. Por supuesto, un lingüista de China podría preguntarse cómo sucedió que las lenguas no-tonales perdieron sus tonos.
Lo leí en 4 días. No se que tiene que lo lees con mucha facilidad, como me pasó con La Sombra del Viento. A las pocas páginas ya te has metido en el mundo de los cinco reinos de Arkhon y las cosas de Frimm, Sanhia y los personajes. Al principio salen bastantes nombres, pero pronto le pillas el tranquillo y no puedes parar de seguir leyendo. Eso si, me dejó con las ganas de la continuación. Espero que el autor continue, me gustó muchisimo.
Una buena conciencia fonológica empieza cuando los niños detectan sonidos, sílabas y rimas en las palabras que escuchan. Lea frecuentemente en voz alta a su hijo. Seleccione libros que rimen o que repitan el mismo sonido. Dirija la atención de su hijo hacia las rimas: “¡Fox, socks, box! (vocablos en inglés que significan: zorro, calcetínes, caja). Todas estas palabras riman. ¿Escucha que casi suenan igual?”
Otro modo de enseñar y adquirir esta conciencia fonémica es trabajar con fonemas únicos en las palabras habladas, como al identificar el primer sonido de la palabra inglesa cat (gato) como /k/. Parte de este aprendizaje también implica darse cuenta de que cambiar un solo sonido o fonema puede cambiar el significado de la palabra. Por ejemplo, cambiar la /g/ en bag por una /t/ nos da la palabra bat (murciélago), que tiene un significado diferente al de bag (bolsa).
Se ha comprobado que los estudiantes son capaces de asumir mayores riesgos cuando las tareas escolares se presentan como juegos (Howard-Jones, 2011). Y también sabemos que la formación de la memoria explícita, esa que es tan importante en los contextos educativos, está directamente relacionada con la activación del sistema de recompensa cerebral (Howard-Jones, 2014).
Igual que antes os decía que para aprender las letras prácticamente cualquier material de apoyo es igualmente válido, en esta etapa de introducción de las sílabas y de sus primeras palabras sí que es importante contar con  recursos de ayuda específicos, especialmente diseñados por expertos para obtener los mejores resultados. Podéis encontrar mis recomendaciones al respecto en mi entrada sobre las mejores cartillas de lectura . No dejéis de consultarla ya que encontraréis en ella indicaciones valiosas sobre qué material será el más adecuado para ayudaros a que vuestro hijo o hija aprenda a leer de la manera más eficaz a la par que divertida.
Cuando los niños están aprendiendo su lengua su atención se centra en adquirir el significado de las palabras a veces se corrige su articulación pero en general el objetivo principal del trabajo de lengua es entender el significado de las palabras en la conversación o explicaciones en el procesamiento automático del lenguaje; los niños y niñas no son conscientes de que las tiras fónicas están formadas por palabras y que estas se pueden dividir en unidades más pequeñas como las sílabas y los fonemas.
(Nota: en el idioma inglés existen 14-16 fonemas vocálicos (vocales), y más o menos 24 consonánticos (consonantes). Es importante que usted conozca estos fonemas para poder ayudar a su hijo en su aprendizaje en los Estados Unidos de Norteamérica. En español existen solamente 5 fonemas vocálicos (vocales) y 19 consonánticos (consonantes). Existen algunas variaciones en cuanto al número de fonemas por región o país.) 									

Otros apoyos a esta idea provienen de los estudios que revelan que los buenos lectores utilizan más eficazmente la ruta fonológica que los malos lectores, lo que ha sido constatado tanto en ingles (Perfetti y Hogaboam, 1975), como español (Domínguez y Cuetos, 1992; Jiménez y Rodrigo, 1994). Por lo tanto con independencia de la lengua, podemos afirmar que para aprender a leer en un sistema alfabético hay que adquirir habilidades de decodificación fonológica. La decodificación en la capacidad lectora depende del nivel de desarrollo de la habilidad lectora.

/h/: fonema fricativo, laringal (grafía h). Existe en algunas variedades de andaluz y del español caribeño donde se conserva esa aspiración como reflejo de la antigua F inicial latina en algunas palabras (halar, harto, heder, higo, huir), pero en casi todas las variedades este fonema desapareció después del siglo XVII). Además, [h] es la realización del fonema /x/ en buena parte de Andalucía, en Canarias, ribera caribeña (Antillas, América central, Venezuela) y toda Colombia.
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
La fonología en cambio no necesariamente trata entes claramente definibles en términos acústicos. Como realidad mental o abstracta un fonema no tiene por qué tener todos los rasgos fonéticos especificados. Por ejemplo, en diversas lenguas la aspiración es relevante para distinguir pares mínimos pero un fonema del español puede pronunciarse más o menos aspirado según el contexto y la variante lingüística del hablante pero en general para un fonema del español no está especificado el grado de aspiración. En cambio, en lenguas como el chino mandarín o el coreano un fonema tiene predefinido el rasgo de aspiración.
Este libro es resultado de varias investigaciones en el campo de la fonología, llevadas a un profundo grado de análisis e interpretación que rara vez tenemos aplicado a las lenguas indígenas de México. Las lenguas trabajadas ofrecen un escenario equilibrado en términos de genealogía y tipología lingüísticas y, por medio de esta publicación, se ponen a nuestro alcance datos, estudios y conclusiones altamente provechosos en el campo de la lingüística descriptiva. Es un verdadero acierto haber planeado la publicación con un complemento informático, por tanto que contiene -y permite el acceso a- los datos que sustentan el texto.
En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes.
Para aprender a leer por medio de fonemas, es necesario un sistema auditivo de aprendizaje, y es importante que tengan un eficiente memoria auditiva a corto plazo para que puedan aprender, utilizar y entender la lectura por medio de fonemas. También se debe de tener la oportunidad para desarrollar en el niño el buen funcionamiento de la memoria corto plazo por medio auditivo.
Cuando uno aprende un idioma no materno, la fonética siempre es una pieza fundamental del proceso de aprendizaje ya que es la parte del idioma que nos permite pronunciar cada sonido, cada palabra de la manera correcta, dejando de lado la entonación típica del idioma que uno posee desde nacimiento y pronunciando las palabras tal como hacen los nativos.
Una buena conciencia fonológica empieza cuando los niños detectan sonidos, sílabas y rimas en las palabras que escuchan. Lea frecuentemente en voz alta a su hijo. Seleccione libros que rimen o que repitan el mismo sonido. Dirija la atención de su hijo hacia las rimas: “¡Fox, socks, box! (vocablos en inglés que significan: zorro, calcetínes, caja). Todas estas palabras riman. ¿Escucha que casi suenan igual?”
Fijado un conjunto de rasgos fonéticos se pueden definir los sonidos de la lengua, en principio no hay límite para lo fina que pueda ser la distinción que establecen estos rasgos; potencialmente la lista de sonidos puede hacerse tan grande como se quiera si se incluyen más y más rasgos. Sin embargo el número de fonemas es un asunto diferente, puesto que muchos de los anteriores sonidos serán equivalentes desde el punto de vista lingüístico. Un sistema fonológico es un par {\displaystyle {\mathcal {F}}=(F,{\mathcal {R}})}  donde {\displaystyle F\,}  es un inventario de fonemas abstractos definidos por unos pocos rasgos del conjunto total (las lenguas naturales por lo general oscilan entre 10 y 30 fonemas, aunque se han descrito lenguas con cerca de 100 fonemas), y {\displaystyle {\mathcal {R}}}  es el conjunto de reglas que en función del contexto relativo de aparición de los fonemas definen totalmente los rasgos fonéticos, así el conjunto de reglas puede pensarse como una aplicación del conjunto de secuencias admisibles de fonemas en el conjunto de secuencias admisibles de sonidos:

Cuando uno aprende un idioma no materno, la fonética siempre es una pieza fundamental del proceso de aprendizaje ya que es la parte del idioma que nos permite pronunciar cada sonido, cada palabra de la manera correcta, dejando de lado la entonación típica del idioma que uno posee desde nacimiento y pronunciando las palabras tal como hacen los nativos.
×