Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
Es importante señalar que, de acuerdo a una convención internacional, los fonemas se escriben entre barras a fin de ser fácilmente diferenciables de los grafemas o letras, los cuales suelen ir representados entre comillas (<>) o corchetes ([]). Esta formalidad en la representación de los fonemas fue impuesta por los lingüistas reunidos en torno a la Escuela de Praga durante el siglo XX.
Igual que antes os decía que para aprender las letras prácticamente cualquier material de apoyo es igualmente válido, en esta etapa de introducción de las sílabas y de sus primeras palabras sí que es importante contar con  recursos de ayuda específicos, especialmente diseñados por expertos para obtener los mejores resultados. Podéis encontrar mis recomendaciones al respecto en mi entrada sobre las mejores cartillas de lectura . No dejéis de consultarla ya que encontraréis en ella indicaciones valiosas sobre qué material será el más adecuado para ayudaros a que vuestro hijo o hija aprenda a leer de la manera más eficaz a la par que divertida.
Es sumamente importante tener en cuenta que un fonema NO ES UN SONIDO sino una idealización de éstos que permite a su vez diversas formas de ser efectuado. Por ejemplo, /b/ es un fonema del español que puede representar dos variantes de sonidos: una de ellas en la que los labios no llegan a cerrarse y se expira un poco de aire para que vibren las cuerdas y pronunciar palabras como tubo, alba o curva, y la otra los labios se cierran para cortar el paso del aire y liberarlo bruscamente para exclamar por ejemplo ¡Bien!. Estos sonidos se representan en la notación fonética como [ß] la primera, y [b], la segunda, pero ambas son alófonos del fonema /b/.
Todas las irregularidades de la "correspondencia grafema-fonema" contribuyen a la dificultad en su aprendizaje en impedir su generalización. Al no existir regularidad de la "correspondencia grafema-fonema" el aprendizaje impone una gran carga a la memoria. Afortunadamente el aprendizaje de la lectura dispone de otra estrategia, utiliza la información que ya posee y que le proporciona la palabra completa, lo que resuelve muchos de estos problemas. Es posible que al principio los niños no sean conscientes de la existencia de los segmentos de sonidos de las palabras. Para los niños pequeños el aspecto más importante del habla es el significado y éste está contenido en las palabras y frases.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
La palabra clave aquí es distinguir. De hecho hacemos discriminaciones mucho más finas entre los sonidos, pero el idioma Inglés requiere sólo 40 (averiguar en Español). Las otras discriminaciones son las que nos permiten detectar las diferencias entre acentos, dialectos, identificar individuos, y diferenciar pequeños matices en el habla que indican mensajes más allá del significado obvio de las palabras.
Al estar en contacto con niños de la edad de cinco a seis años, se observan como tienen dificultades con la "correspondencia grafema-fonema", dificultades en la lectura tanto en su adquisición y consolidación, por lo que, se hace importante investigar mas sobre el tema, reflexionar y hacer conciencia sobre las dificultades del aprender a leer correctamente. El Objetivo general es detectar las dificultades en la adquisición de la lectura en la "correspondencia grafema-fonema" en niños de cinco a seis años y como afecta en la lectura.
Al estar en contacto con niños de la edad de cinco a seis años, se observan como tienen dificultades con la "correspondencia grafema-fonema", dificultades en la lectura tanto en su adquisición y consolidación, por lo que, se hace importante investigar mas sobre el tema, reflexionar y hacer conciencia sobre las dificultades del aprender a leer correctamente. El Objetivo general es detectar las dificultades en la adquisición de la lectura en la "correspondencia grafema-fonema" en niños de cinco a seis años y como afecta en la lectura.
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes. 									
×