El niño puede realizar una lectura lenta, sin prosodia (sin ritmo homogéneo), también puede llegar a cortar las palabras a la mitad y desde ahí vuelve a comenzar su lectura sin recuperar todos los grafemas de la palabra, otra dificultad seria el perder el renglón donde estaba leyendo, confusión del orden de las letras (invierte o realiza transposición), dificultad en analizar fonemáticamente las palabras (deletrear), confusión entre derecha e izquierda, problemas en la orientación. También, tienen deficiencias perceptivas que les ocasionan problemas para diferenciar símbolos simples como b y d, y la consiguiente elaboración de las reglas de correspondencia entre fonemas y grafemas, lo que se interpreta como confusiones entre los símbolos y/o alteraciones en el reconocimiento, lo cual incide en la falta de fluidez


Me gusta ser coherente conmigo misma y con mis valores éticos, vivir y no sólo respirar, no dejar nunca de emocionarme, desarrollar mi capacidad de asombro y dedicar mi tiempo libre a mis amigos y mi familia. Intento dar respuesta a cada dilatación de mis pupilas, sonreír y expresar mis sentimientos por escrito, me gusta escribir poesía y adoro mi trabajo. En mi habitación tengo un sillón de los sueños y un trocito de cuarto sin techo.
Esto exige que haya que entrenar específicamente aquellas estructuras silábicas más regularizadas en las que puedan aparecer letras. Algunos efectos de facilitación como puede ser el nombre de la letra pueden desaparecer si la sílaba a la que pertenecen aparece en posición media o final de la palabra, aunque esa letra se encuentre en la posición inicial de la sílaba.
Introduce palabras vv, grupos consonánticos con r y l, y palabras de cuatro o más sílabas. Introduce los fonemas c /s/, g /j/ y la terminación -oy. Continúa aportando nuevas estrategias de lectura de palabras, frases, oraciones y textos con lenguaje controlado, a medida que estos incrementan su complejidad. A nivel gramatical trabaja el uso de pronombres interrogativos, verbos en tiempo presente, pasado y futuro. A nivel semántico incluye actividades de comprensión lectora de mayor complejidad, como descripción de imágenes en oraciones completas. Introduce los días de la semana y las estaciones del año. Introduce números ordinales y cardinales y pone en juego la resolución de problemas matemáticos. En cada Paso pone en práctica (i) la lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (ii) caligrafía, (iii) ortografía, (iv) gramática y (v) comprensión lectora.
Otros apoyos a esta idea provienen de los estudios que revelan que los buenos lectores utilizan más eficazmente la ruta fonológica que los malos lectores, lo que ha sido constatado tanto en ingles (Perfetti y Hogaboam, 1975), como español (Domínguez y Cuetos, 1992; Jiménez y Rodrigo, 1994). Por lo tanto con independencia de la lengua, podemos afirmar que para aprender a leer en un sistema alfabético hay que adquirir habilidades de decodificación fonológica. La decodificación en la capacidad lectora depende del nivel de desarrollo de la habilidad lectora.
Aunque el método phonics trabaja para muchos niños, un currículo únicamente basado en la fonética como enganchado en el Phonics no funcionen igual de bien para todos los niños debido a problemas de aprendizaje individuales y habilidades. Niños con problemas de audición, por ejemplo, pueden ser difícil conectar sonidos y grupos de la carta, mientras que los niños con dislexia a menudo atrás grupos de letras, que causa confusión con el aprendizaje fonético. Además, algunos niños aprenden a leer más fácilmente mediante otros métodos. Por ejemplo, el método de "toda lengua" enseña a los niños a reconocer palabras enteras, en lugar de sonidos individuales.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
Un cliente no está sentado en su casa esperando que le llamemos. Generalmente la llamada le coge haciendo otras cosas. Si no hacemos algo para que la llamada sea distinta, será una llamada más. Si sólo contamos nuestra promoción o coberturas o descuentos sin que el cliente participe en la conversación el riesgo de desconexión con lo que le estamos contando es alto. Haciendo partícipe al cliente primero, le mantenemos enganchado a la llamada y segundo generamos un clima de confianza, tan necesario para vender. Merece la pena intentarlo. ¿Verdad? Ahora, por muchas herramientas que tengamos, lo que define nuestro éxito, es con qué intención las aplicamos.
Soy profesora de segundo año de Educación Básica,y les agradecería mucho si me podrían enviar material didáctico para enseñar a leer y escribir a mis alumnos, estoy trabajando con los fonemas s, p,m. Me gustaría intercambiar experiencias y material con maestros que trabajen con segundo año para de esta manera poder optimizar nuestra labor educativa.Les escribo mi correo para intercambiar información.
Además, si quieres poner más en práctica tus habilidades conversacionales, podrás asistir a las actividades complementarias realizadas en el centro, así podrás reforzar lo visto en las lecciones de manera divertida y aplicando el contenido a la vida real. Esto lo podrás hacer individualmente y con otros estudiantes de tu mismo nivel, lo que te ayudará a desenvolverte con confianza, adquirir mayor fluidez y conocer nuevas personas.

Es importante señalar que, de acuerdo a una convención internacional, los fonemas se escriben entre barras a fin de ser fácilmente diferenciables de los grafemas o letras, los cuales suelen ir representados entre comillas (<>) o corchetes ([]). Esta formalidad en la representación de los fonemas fue impuesta por los lingüistas reunidos en torno a la Escuela de Praga durante el siglo XX.

Para evaluar el proceso auditivo de tu hijo, di despacio con intervalo de un segundo, en un tono monótono, ya sea números u objetos. Puedes decir 5-8-1-7 y que el niño repita. si pudo ahora di 8-4-3-9-6. El niño debe de poder decir la secuencia de 4 dígitos correctamente el 75% de las veces a ka primera para que sea considerado un nivel 4 de memoria corto plazo


En muchas lenguas alrededor del mundo, incluyendo el Castellano y el Inglés, las palabras se diferencian a través de la acentuación. A un a silaba se le da generalmente un énfasis más alto, y a veces un poco más de fuerza. Así es, por ejemplo, como en Castellano diferenciamos dejo de dejó, o en Inglés af-fect (significando influenciar) de af-fect (significando emoción). En palabras más largas, puede incluso haber una segunda sílaba semi-acentuada, como por ejemplo en matemáticas.
Para aprender a leer por medio de fonemas, es necesario un sistema auditivo de aprendizaje, y es importante que tengan un eficiente memoria auditiva a corto plazo para que puedan aprender, utilizar y entender la lectura por medio de fonemas. También se debe de tener la oportunidad para desarrollar en el niño el buen funcionamiento de la memoria corto plazo por medio auditivo.
×