Derechos de autor © 2014–2019 UNDERSTOOD.ORG USA LLC. Todos los derechos reservados. “Understood” y los logotipos relacionados son marcas registradas como UNDERSTOOD.ORG USA LLC y pueden ser utilizadas con autorización. Esta página de Internet provee información de naturaleza general y está diseñada únicamente con propósitos informativos y educativos, y no constituye asesoramiento médico ni legal. Understood es una iniciativa sin fines de lucro. Understood no recibe ni recibirá dinero de ninguna compañía farmacéutica. No promocionamos ni ofrecemos servicios a individuos en la Unión Europea. Para mayor información, por favor revise los términos y condiciones.
Cuando el componente fonológico del lenguaje presenta dificultades, es más difícil construir el grado de conciencia fonológica que necesita el aprendizaje de la "correspondencia grafema-fonema"; por ejemplo, en la memorización de las correspondencias entre letras y grupos de letras, por una parte, y de los fonemas y silabas que representan. Los procesos cognitivos que compone a la conciencia fonológica muestra la mayor variabilidad común con el aprendizaje inicial de la lectura, y en algunos su nivel de desarrollo es determinante para su éxito o fracaso en el aprendizaje de la lectura.

Más formalmente si {\displaystyle /f/\;} es un fonema que puede ser articulado como todo un conjunto de fonos {\displaystyle \{\phi _{1},\phi _{2},...,\phi _{n}\}\;} entonces podemos definir una relación de pertenencia de cada uno de esos alófonos al fonema si definimos la función {\displaystyle {\mbox{rasg}}(\cdot )\,} que asigna a cada fono o fonema el conjunto de rasgos relevantes. Un alófono es una realización posible de un fonema si pertenece a la clase de equivalencia de sonidos asociada al fonema, que en términos de rasgos equivale a que:
Los niños que tienen un nivel auditivo de 4 pueden aprender sonidos de las letras, pero no podrán utilizar eficientemente los sonidos para formar palabras. La razón para esto es que la memoria corto plazo es un reflejo de sostener las piezas juntas. Para que los fonemas funcionen tienes que poder retener piezas individuales auditivas (sonidos) juntos y transformarlos en una palabra. Cuando el niño llega a un grupo de 5 digitos podra pronunciar las palabras pero al final de la oración o párrafo la comprensión se habrá perdido. No es hasta que el niño tenga un nivel auditivo de 6 que se podrá utilizar de mejor manera la lectura por fonemas. Así que, si estas empeñado en que tu hijo o alumno aprenda por fonemas, primero tienes que ejercitar su cerebro y construir un buen procesamiento auditivo. Haz estos ejercicios varias veces al día por varios minutos, gradualmente mejorarás el procesamiento del cerebro. Cada que aumentes un numero, es igual a un año de desarrollo más, así que es una actividad que requerirá de constancia para que suceda una mejora.

El aire pasa de los pulmones a los bronquios y después a la tráquea, en cuya parte superior se sitúa la laringe. En la laringe, se sitúan las cuerdas vocales, dos músculos flexibles que vibran con el paso del tiempo de la respiración. Si las cuerdas vocales se aproximan y vibran, se producen los sonidos sonoros. Por el contrario, si las cuerdas vocales no vibran y dejan pasar el aire libremente, se producen los sonidos sordos.
Cesta palabras que riman. Podéis tener una pequeña cesta con objetos que riman. La idea es que cada semana, al iniciar la semana vamos a poner un objeto en la cesta. Y durante toda la semana los niños de manera autónoma van a tener que ir introduciendo objetos que vayan encontrando que rimen con el que hemos marcado; al final de la semana los repasaremos.
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
Se conoce articulación del sonido a la colocación específica de los órganos de la boca (labios, lengua, paladar, velo del paladar, dientes, alvéolos, y paladar duro) en el momento de producirse el sonido. Debido a la movilidad de dos de los órganos de la cavidad bucal, la lengua y los labios, es en ella donde se origina la mayor parte de los sonidos.
B) CAVIDAD GLOTICA U ÓRGANO DE FONACIÓN. La cavidad laríngea debido a que la laringe es su elemento constitutivo. Se trata de una caja cartilaginosa situada al final de la laringe, es móvil ya que puede ascender y descender aunque generalmente su posición es en la parte inferior. La laringe se compone de seis cartílagos fundamentales, tres de ellos pares y los otros tres impares.
Me acabo de dar cuenta de que mi hijo para pronunciar no va mal encaminado aun a pesar del retraso que ha tenido con el lenguaje. Es decir, se equivoca con las palabras y el orden de sus silabas, pero es porque quiere soltarlas de golpe mas que porque no sea capaz de pronunciar fonemas. Si que le cuestan mas las consonantes de final de palabra, sobre todo la “r” pero con la “r” doble tambien anda flojo.
Cuando los niños están aprendiendo su lengua su atención se centra en adquirir el significado de las palabras a veces se corrige su articulación pero en general el objetivo principal del trabajo de lengua es entender el significado de las palabras en la conversación o explicaciones en el procesamiento automático del lenguaje; los niños y niñas no son conscientes de que las tiras fónicas están formadas por palabras y que estas se pueden dividir en unidades más pequeñas como las sílabas y los fonemas.
* A la hora de ayudarle a reconocer las letras, utilizad material de apoyo atractivo, que llame su atención: los cubos de letras por ejemplo pueden ser de gran ayuda. Escoged preferiblemente cubos de colores en lugar de cubos de madera. A muchos niños les llama poderosamente la atención el móvil o la tableta: si es vuestro caso podéis encontrar aplicaciones y vídeos que os sirvan de apoyo también en esta etapa.
Empezar enseñando a los niños que las palabras son un conjunto de letras, y no un todo, es, por lo tanto, empezar con mal pie. Esto no seria especialmente problemático si no fuera porque el cerebro es un órgano que se adapta a las tareas que le hacemos hacer. Y si los niños empiezan a fijarse en las letras, su cerebro se adaptará a esta tarea, que no es la primordial.
Hazle preguntas a tu hijo cuando tiene 2 o 3 años, mientras le lees un libro se animará y será más fácil el desarrollo de la compresión. Hay muchos niños que son capaces de leer con más fluidez pero no comprenden lo que leen y si no comprenden es porque no están realizando una lectura compresiva.  Si le haces preguntas durante la lectura hará que desarrollo su vocabulario y el niño interactúe con su libro.
Un cliente no está sentado en su casa esperando que le llamemos. Generalmente la llamada le coge haciendo otras cosas. Si no hacemos algo para que la llamada sea distinta, será una llamada más. Si sólo contamos nuestra promoción o coberturas o descuentos sin que el cliente participe en la conversación el riesgo de desconexión con lo que le estamos contando es alto. Haciendo partícipe al cliente primero, le mantenemos enganchado a la llamada y segundo generamos un clima de confianza, tan necesario para vender. Merece la pena intentarlo. ¿Verdad? Ahora, por muchas herramientas que tengamos, lo que define nuestro éxito, es con qué intención las aplicamos.
En programas como enganchado en el Phonics, muchas palabras reglas regulares de la pronunciación fonética. Sin embargo, muchas palabras en inglés no siguen las mismas reglas. Tratando de sonar hacia fuera palabras como "usted" fonéticamente, por ejemplo, puede causar confusión y problemas para los niños que no han aprendido ningún otro método para la lectura. Diferencias en la Pronunciación de la palabra o sílaba resultante de acentos regionales también pueden complicar el uso de la fonética para cualquier persona aprender a leer. Por ejemplo, personas de diferentes partes de los Estados Unidos se pronuncia palabras como "techo" de forma muy diferente. Además, homónimos, palabras que suenan lo mismo pero se escribe diferente y tienen significados diferentes (como también y dos), pueden presentar problemas de ortografía actual para los niños aprender a leer únicamente mediante el uso de fonemas.
A base del Método Fexmo, es un curso taller Terapia de lenguaje: Fonética, expresión y movimiento, Ponente: Ida Lucía Muente Espinar, autora del Método Fexmo, dirigido a profesores de pedagogía y Ed. Inicial. Temario: Comprensión Lectora, Fonética, Vocalización, Narración de cuentos, Problemas de oralidad, Caligrafía, Movimiento y su importancia, Paralelos de zurdos y diestros, Importancia de los colores, Terapia de cada letra a través de sonidos.
Tras algunas décadas de abandono como consecuencia del énfasis puesto en una mal entendida “comunicabilidad” del lenguaje, estudios recientes sobre la competencia fónica coinciden en considerarla una parte fundamental de las destrezas orales de la lengua, esto es, de la expresión oral, la comprensión auditiva y la interacción oral. En efecto, la pronunciación es el medio a través del cual se trasmite la información y, por lo tanto, la comprensión o no del mensaje por parte del oyente va a depender de la calidad de esa transmisión; en cuanto a la comprensión del mensaje, no podemos olvidarnos de que uno de los procesos fundamentales de esta destreza es el de la percepción de los elementos fónicos, de forma que si un individuo no identifica correctamente los segmentos que componen un texto oral, tendrá dificultades para comprenderlo e interpretarlo (Iruela, 2004: 27-30). Existe, por tanto una relación directa entre capacidad para percibir y discriminar elementos fónicos de la L2 (los contrastes fonológicos, los sonidos que representan a cada fonema, el ritmo, la entonación, el acento a nivel de palabra y de frase, etc.) y la capacidad para la comprensión del mensaje.
Un buen aprendizaje es el que promueve en el sujeto esta zona, es decir, interviene procurando crear diferencias en los niveles de desarrollo real o desafíos en términos pedagógicos. Un ejemplo es el proceso de alfabetización que puede considerarse como un "genuino progreso en el desarrollo en sentido estricto" pero que por otro lado implica la apropiación de procedimientos, estrategias, habilidades más locales, que en si mismos no constituyen "genuinos logros del desarrollo". El proceso de alfabetización se presenta en la lectura y la escritura. Estos son procesos cognitivos diferentes en donde la adquisición de la lectura siempre antecede a la escritura.
Para aprender a leer por medio de fonemas, es necesario un sistema auditivo de aprendizaje, y es importante que tengan un eficiente memoria auditiva a corto plazo para que puedan aprender, utilizar y entender la lectura por medio de fonemas. También se debe de tener la oportunidad para desarrollar en el niño el buen funcionamiento de la memoria corto plazo por medio auditivo.
×