Igual que antes os decía que para aprender las letras prácticamente cualquier material de apoyo es igualmente válido, en esta etapa de introducción de las sílabas y de sus primeras palabras sí que es importante contar con  recursos de ayuda específicos, especialmente diseñados por expertos para obtener los mejores resultados. Podéis encontrar mis recomendaciones al respecto en mi entrada sobre las mejores cartillas de lectura . No dejéis de consultarla ya que encontraréis en ella indicaciones valiosas sobre qué material será el más adecuado para ayudaros a que vuestro hijo o hija aprenda a leer de la manera más eficaz a la par que divertida.

En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes.
Lo leí en 4 días. No se que tiene que lo lees con mucha facilidad, como me pasó con La Sombra del Viento. A las pocas páginas ya te has metido en el mundo de los cinco reinos de Arkhon y las cosas de Frimm, Sanhia y los personajes. Al principio salen bastantes nombres, pero pronto le pillas el tranquillo y no puedes parar de seguir leyendo. Eso si, me dejó con las ganas de la continuación. Espero que el autor continue, me gustó muchisimo.
Los fonemas no son sonidos con entidad física, sino abstracciones mentales o abstracciones formales de los sonidos del habla. En este sentido, un fonema puede ser representado por una familia o clase de equivalencia de sonidos (técnicamente denominados fonos), que los hablantes asocian a un sonido específico durante la producción o la percepción del habla. Así por ejemplo en español el fonema /d/ [+ obstruyente, + alveolar, + sonoro] puede ser articulado como oclusiva [d] a principio de palabra o tras nasal o pausa larga, pero es pronunciado como aproximante [ð] entre vocales o entre vocal y líquida, así /dedo/ se pronuncia [deðo] donde el primer y tercer sonido difieren en el grado de obstrucción aunque son similares en una serie de rasgos (los propios del fonema).
Además de estas variaciones en el inventario fonémico, el número de alófonos que presentan los fonemas del español presentan peculiaridades en algunas variedades. Por ejemplo en la modalidad lingüística andaluza las secuencias /s+b/, /s+d/ y /s+g/ dan lugar a las fricativas sordas [ɸ], [θ] y [x] (estando el primer alófono ausente de otras variedades de español).
Los sonidos vocálicos pueden aparecer solos o con combinados con una consonante para formar una sílaba, como por ejemplo la palabra acertijo, en la cual existe la subdivisión de a-cer-ti-jo, o como palabras independientes. Los sonidos consonánticos se deben unir de forma obligatoria a los vocálicos para que de esta forma para crear distintas silabas, nunca pueden formar palabras independientes.
Los fonemas no son sonidos con entidad física, sino abstracciones mentales o abstracciones formales de los sonidos del habla. En este sentido, un fonema puede ser representado por una familia o clase de equivalencia de sonidos (técnicamente denominados fonos), que los hablantes asocian a un sonido específico durante la producción o la percepción del habla. Así por ejemplo en español el fonema /d/ [+ obstruyente, + alveolar, + sonoro] puede ser articulado como oclusiva [d] a principio de palabra o tras nasal o pausa larga, pero es pronunciado como aproximante [ð] entre vocales o entre vocal y líquida, así /dedo/ se pronuncia [deðo] donde el primer y tercer sonido difieren en el grado de obstrucción aunque son similares en una serie de rasgos (los propios del fonema).
En la primera parte de mis talleres mediante coaching grupal y programación neurolingüística trabajo estas situaciones de partida para generar una base sólida en los planteamientos de cada llamada. Y desde aquí siento las bases para vender en lugar de informar, estos son los ingredientes que trabajamos en sala para que ganen seguridad en lo que hacen y no “suenen a lo mismo de siempre”.
×