La adquisición formal de la habilidad lectora se desarrollo en dos etapas: la etapa alfabética y la etapa ortográfica. En la primera etapas se desarrollan las estrategias de decodificación fonológica y en la segunda se desarrollan estrategias de reconocimiento directo a partir de la representación ortográfica de la palabra. De tal forma que durante la etapa alfabética se desarrollaría la ruta fonológica que posibilita el acceso al significado mediante la decodificación fonológica y, en la etapa ortográfica se desarrollaría la ruta visual u ortográfica.

Durante la adquisición de la lectura el niño tiene que desarrollar habilidades y durante este proceso pasa diferentes etapas. Algunos autores también le llaman niveles o fases de la lectura. Das y cols. (1999) se refieren a la primera etapa como simbólica o estadio mágico, donde no existe relación del garabato con la palabra. La segunda etapa de pictórico, a las palabras las ve como una fotografía o cuadro pictórico, esto es en la edad preescolar y lee como fotografía, ejemplo: coca-cola, sólo asocia el significado con la imagen; por otra parte, el niño reconoce la palabras y puede describe cuadros, dibujos o fotos, reconoce las palabras aisladas a partir de un patrón y lo lee como un todo, ejemplo: mamá.


El aprendizaje del vocabulario comienza muy temprano en la vida, como cuando los niños pequeños miran algo a lo que usted está haciendo referencia o cuando dicen sus primeras palabras para obtener lo que necesitan o desean. A medida que los niños pequeños crecen, van aprendiendo más y más palabras. Cuando comienzan a vocalizar palabras como parte del proceso de aprender a leer, la mayoría de los niños ya pueden reconocer la mayoría de las palabras que dicen, reconocen que escucharon esas palabras antes y saben qué significan. Por este motivo, tener un vocabulario amplio es tan importante para leer.
Como ya habrás comprobado no hay una formula mágica de como enseñar a leer a un niño de 4 años. Los pasos que te he comentado anteriormente son estrategias simples y efectivas. Al fin y al cabo, cada niño aprende de manera distinta. Así que no te desesperes, es importante que le inculques conocimientos durante las primeras etapas educativas. Toma en cuenta estas pautas y que se complementen en el aprendizaje diario de tu hijo.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
La palabra clave aquí es distinguir. De hecho hacemos discriminaciones mucho más finas entre los sonidos, pero el idioma Inglés requiere sólo 40 (averiguar en Español). Las otras discriminaciones son las que nos permiten detectar las diferencias entre acentos, dialectos, identificar individuos, y diferenciar pequeños matices en el habla que indican mensajes más allá del significado obvio de las palabras.
En Academia Fónica, nuestros programas formativos están diseñados para que el alumno pueda asimilar el contenido técnico y artístico trabajando y practicando desde el primer día. Nuestro compromiso es poner a su disposición, todas las herramientas necesarias para que solo te preocupes de disfrutar a la vez que aprendes de lo que más te apasiona: la música y el sonido.
En educación infantil ó pre-escolar la instrucción de conciencia fonológica es importantísima, de esta manera estamos creando la base para el proceso de lecto- escritura. Las actividades de CF deben formar parte de las rutinas de los pre-lectores. Recomendamos un mínimo de 15 minutos al día en la práctica guiada de actividades de conciencia fonológica. No es necesario que sea seguido pero si guiadas y ordenadas.
Durante el proceso de la lectura, el niño puede presentar dificultades, como que el niño no lee bien, por que no ha aprendido a leer mecánicamente, no decodifica correctamente; otra dificultad, es que al leer el niño sólo lee algunas palabras aisladas sobre lo leído y se piensa que el niño al leer no comprende. Por eso es importante identificar realmente cuales son las dificultades que se presentan.
En algunas lenguas, tales como en Francés, hay otra cualidad de las vocales, y es la nasalidad. Algunas vocales son pronunciadas con un flujo de aire a través de la nariz y de la boca. Originalmente, estos sonidos fueron simplemente vocales seguidas por consonantes nasales. Pero a través del tiempo, el Francés mezcló las vocales y las consonantes nasales en una unidad.
La enseñanza de la lectura debería empezar por las vocales secuenciadas por su dificultad gráfica y seguir con las consonantes que no presentan problemas de interferencia y que tienen una "correspondencia grafema-fonema" estable. Posteriormente se van introduciendo aquellos grafemas que presentan contrastes a fin de obtener ventajas en el aparato discriminativo.
×