Hazle preguntas a tu hijo cuando tiene 2 o 3 años, mientras le lees un libro se animará y será más fácil el desarrollo de la compresión. Hay muchos niños que son capaces de leer con más fluidez pero no comprenden lo que leen y si no comprenden es porque no están realizando una lectura compresiva.  Si le haces preguntas durante la lectura hará que desarrollo su vocabulario y el niño interactúe con su libro.
¿Qué papel tiene el juego en este círculo virtuoso? El juego capta la atención del alumno y su cerebro se motiva a través de las continuas predicciones que va haciendo. En este sentido, la elección en el juego es importante porque ha de suministrar los retos adecuados que permitan, a través de un feedback continuo, ir superando etapas y así manteniendo el interés o motivación para la tarea. (hemos hablado de manera extensa de este tema en este otro post).
Los sonidos vocálicos pueden aparecer solos o con combinados con una consonante para formar una sílaba, como por ejemplo la palabra acertijo, en la cual existe la subdivisión de a-cer-ti-jo, o como palabras independientes. Los sonidos consonánticos se deben unir de forma obligatoria a los vocálicos para que de esta forma para crear distintas silabas, nunca pueden formar palabras independientes.
Y por favor cuanto antes les enseñeis las letras, sin agobiar, va a ser mejor para vuestros hijos mas de lo que pensais puesto que estais formando un sistema de redes de comunicacion cerebral y se ira haciendo mas grande y consolidando. Cuanto antes se empieza le es mas facil formarse (de ahí que estudiar cuando somos adultos es mucho mas dificil que siendo jovenes)

Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.

×