(Nota: en el idioma inglés existen 14-16 fonemas vocálicos (vocales), y más o menos 24 consonánticos (consonantes). Es importante que usted conozca estos fonemas para poder ayudar a su hijo en su aprendizaje en los Estados Unidos de Norteamérica. En español existen solamente 5 fonemas vocálicos (vocales) y 19 consonánticos (consonantes). Existen algunas variaciones en cuanto al número de fonemas por región o país.)
En muchas lenguas alrededor del mundo, incluyendo el Castellano y el Inglés, las palabras se diferencian a través de la acentuación. A un a silaba se le da generalmente un énfasis más alto, y a veces un poco más de fuerza. Así es, por ejemplo, como en Castellano diferenciamos dejo de dejó, o en Inglés af-fect (significando influenciar) de af-fect (significando emoción). En palabras más largas, puede incluso haber una segunda sílaba semi-acentuada, como por ejemplo en matemáticas.
Además, si quieres poner más en práctica tus habilidades conversacionales, podrás asistir a las actividades complementarias realizadas en el centro, así podrás reforzar lo visto en las lecciones de manera divertida y aplicando el contenido a la vida real. Esto lo podrás hacer individualmente y con otros estudiantes de tu mismo nivel, lo que te ayudará a desenvolverte con confianza, adquirir mayor fluidez y conocer nuevas personas.
Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
Otro modo de enseñar y adquirir esta conciencia fonémica es trabajar con fonemas únicos en las palabras habladas, como al identificar el primer sonido de la palabra inglesa cat (gato) como /k/. Parte de este aprendizaje también implica darse cuenta de que cambiar un solo sonido o fonema puede cambiar el significado de la palabra. Por ejemplo, cambiar la /g/ en bag por una /t/ nos da la palabra bat (murciélago), que tiene un significado diferente al de bag (bolsa).
El reconocimiento de las letras es la primera etapa del proceso de aprendizaje de la lectura y por lo tanto es importante entender qué pasos deben seguir y cómo darlos. Mi recomendación es la de paralelizar un tanto el aprendizaje de las letras con la introducción de las sílabas: esto es, una vez que el niño conoce ya las vocales y las primeras consonantes empezar a trabajar con las sílabas y sus primeras palabras sin esperar necesariamente a que conozca todo el abecedario (comenzando por las sílabas directas; puedes saber más sobre los distintos tipos de sílabas existentes en mi entrada sobre tipos de sílabas).

Debido al gran número de palabras que no siguen las reglas del phonics, memorización de la palabra vista sigue siendo necesaria para los niños que aprenden a leer a través de programas de fonética como enganchado en el Phonics. En otras palabras, el niño debe memorizar la ortografía de muchas palabras individualmente, con el fin de reconocer a la vista. Memorización de la palabra vista puede presentar problemas para los niños que tienen dificultades con la memorización de memoria, que se extiende la longitud de tiempo requerido para que la lectura mejorar.


Esta es otra forma de como enseñar a leer a un niño de 4 años, con esto no referimos a pequeños letras de madera que algunos niños tiene  en su habitación, son muchos los padres y madres que explican que gracias a ellos sus hijos aprenden a deletrear su nombre o el de su hermano. A través de la memoria visual pueden realizar otro aprendizaje como la hora o los números.

Se ha comprobado que los estudiantes son capaces de asumir mayores riesgos cuando las tareas escolares se presentan como juegos (Howard-Jones, 2011). Y también sabemos que la formación de la memoria explícita, esa que es tan importante en los contextos educativos, está directamente relacionada con la activación del sistema de recompensa cerebral (Howard-Jones, 2014).


Un libro excelente, para recomendar y quedar estupendamente. No sólo por lo ameno y adictivo de su argumento, sino por el perfecto diseño y evolución de los personajes, así como la coherencia y minuciosidad en la descripción del universo donde se plantea la acción (todos hemos visto libros de fantasía heroica incoherentes y deslabazados, pero este no es así, sino todo lo contrario). Mantiene el interés hasta el final, y hace que te quedes con ganas de más (¿para cuándo la continuación?)
/ʎ/: fonema lateral palatal (grafía ll). Es el fonema tradicional del español estándar, hoy presente, especialmente, en zonas rurales del centro y norte de España, entre los hablantes de las zonas bilingües vasca y catalana, y en América /ʎ/ es mayoritario en Bolivia, Paraguay, interior de Perú, norte de Argentina y zonas de Colombia. Ver la página de discusión de este artículo.
Los niños llevan a cabo un aprendizaje exitoso cuando existen motivos para esforzarse. Esto quiere decir que aprende a través de la práctica y no mediante la teoría, da lugar a una prolongada retención. Una vez que el niño se familiariza con letras del abecedario debes tomar en cuenta que el aprendizaje no es tan importante  como lo es la fonética es decir el sonido. Es necesario que se realice actividades en donde pongan en práctica la motricidad gruesa. Hay unos que les gustan la poesía, rimas, canciones. Te recomiendo que has un listado de los juegos o actividades que tu hijo pueda adaptarse a ella.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
ESTRATEGIAS METACOGNITIVAS CONOCIMIENTOS PREVIOS CONCIENCIA FONOLÓGICA PROGRAMAS DE ENTRENAMIENTO CAUSAS DE LOS PROBLEMAS DE COMPRENSIÓN LECTORA DEA DETECCIÓN ESTRATEGIAS PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA ACTIVIDADES DISORTOGRAFÍA ORTOGRAFÍA ARBITRARIA ESTRATEGIAS FLUIDEZ LECTORA DISFAM FICHAS REGLAS DE ORTOGRAFÍA ETIOLOGÍA ALTERACIÓN DE LA LECTOESCRITURA DIFICULTADES DE COMPRENSIÓN LECTORA LECTURA DISLEXIA EVALUACIÓN EJERCICIOS DE ORTOGRAFÍA ORIENTACIÓN DISGRAFÍA MATERIALES CAUSAS DISLÉXICOS DIFICULTADES DE APRENDIZAJE COMPRENSIÓN LECTORA INFORMACIÓN SYLVIA DEFIOR INTERVENCIÓN ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD EJERCICIOS
En relación al material de apoyo que podemos utilizar para enseñar al niño o niña a identificar las letras la oferta es prácticamente ilimitada: libros y material gráfico, pizarras magnéticas, aplicaciones digitales, etc. En estos primeros pasos mi recomendación es combinarlos todos ellos de modo que el niño se habitúe a ver letras en diferentes medios y no asociar sus juegos con las letras únicamente a uno de ellos; un error bastante frecuente estos días es el de utilizar en exclusiva la tablet, obviando alternativas más tradicionales. Si bien la tablet o el móvil es un entorno por lo general atractivo para el niño, limitarnos a este medio puede dificultar un tanto el posterior salto a la escritura. Complementar los medios digitales con libros o juegos físicos contribuirá a que el niño progrese más ágilmente en todos los ámbitos.
Introduce los fonemas v, r, j, f, ñ con la segunda vocal, e. Combina estos fonemas con los introducidos en el Nivel 1 para formar nuevas palabras. Además, continúa trabajando conciencia fonológica e introduce nuevas estrategias de lectura de sílabas, palabras, frases y oraciones. Este Nivel ofrece textos con lenguaje controlado –cuentos que solo incluyen palabras con los fonemas enseñados de manera explícita en los Niveles 1 y 2. La lectura en voz alta de estos textos resulta clave para adquirir precisión, automaticidad y fluidez, y así liberar la memoria para focalizarse en el significado del texto. A nivel gramatical, trabaja el uso de plurales -s y los pronombres, la concordancia entre artículos y sustantivos, así como nociones básicas de exclamación e interrogación. A nivel semántico, trabaja el uso correcto de las palabras en oraciones y comprensión lectora. En todos los Pasos se pone en práctica (i) conciencia fonológica, (ii) lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (iii) caligrafía, (iv) ortografía, (v) gramática y (vi) comprensión lectora.
En educación infantil ó pre-escolar la instrucción de conciencia fonológica es importantísima, de esta manera estamos creando la base para el proceso de lecto- escritura. Las actividades de CF deben formar parte de las rutinas de los pre-lectores. Recomendamos un mínimo de 15 minutos al día en la práctica guiada de actividades de conciencia fonológica. No es necesario que sea seguido pero si guiadas y ordenadas.
Lo cierto es que en el colegio, durante la educación infantil (3,4,5 años), se suele hacer una aproximación a la lectura usando el método global: se enseñan palabras a los niños asociadas a imágenes, se observan semejanzas entre palabras (elefante y estrella empiezan por la misma letra), etc; y, ya en educación primaria (a partir de los 6 años), se inicia un análisis de los segmentos de las palabras: el silabeo (pa-pe-pi-po-pu). Tanto el método analítico como el global son válidos para desarrollar la capacidad lectora. Y ambos son necesarios para una lectura de calidad. Que insistamos más en uno u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. 

El desarrollo de la lectura se va adquiriendo a través de estímulos, de los cinco a seis años es el nivel de edad en donde debe culminar todo el proceso de aprendizaje inicial de la lectura, sin que esto quiera decir que posteriormente no sea necesario seguir trabajando en el afianzamiento de otra serie de estrategias lectoras de orden superior, acorde a los múltiples y variados objetivos lectores.

Una vez identificado exactamente el perfil de cada escolar, es necesario intervenir desde lo más básico a lo más complejo, siempre con una progresión de dificultad creciente. En unos casos habrá que afianzar la fluidez lectora para que esta sea más funcional, en otros, remontarse hasta afianzar algunas correspondencias entre sonidos y letras, en otros habrá que complementar el aprendizaje lectoescritor a nivel de comprensión y redacción con el desarrollo del léxico y de la competencia lingüística oral y en otros habrá que trabajar la ortografía arbitraria diferenciando aquello que guarda arbitrariedad de lo que no genera este dilema.

El aire pasa de los pulmones a los bronquios y después a la tráquea, en cuya parte superior se sitúa la laringe. En la laringe, se sitúan las cuerdas vocales, dos músculos flexibles que vibran con el paso del tiempo de la respiración. Si las cuerdas vocales se aproximan y vibran, se producen los sonidos sonoros. Por el contrario, si las cuerdas vocales no vibran y dejan pasar el aire libremente, se producen los sonidos sordos.
Luego, tenemos la laringe, o caja de la voz. Se sitúa en la conjuntura entre la tráquea que sube de los pulmones, y el esófago que sube desde el estomago. En la laringe, tenemos una abertura llamada glotis, una epiglotis que cubre la glotis durante la deglución, y las cuerdas vocales. Las cuerdas vocales consisten en dos membranas mucosas estiradas a lo largo de la glotis, como muestra la siguiente fotografía:
Una vez identificado exactamente el perfil de cada escolar, es necesario intervenir desde lo más básico a lo más complejo, siempre con una progresión de dificultad creciente. En unos casos habrá que afianzar la fluidez lectora para que esta sea más funcional, en otros, remontarse hasta afianzar algunas correspondencias entre sonidos y letras, en otros habrá que complementar el aprendizaje lectoescritor a nivel de comprensión y redacción con el desarrollo del léxico y de la competencia lingüística oral y en otros habrá que trabajar la ortografía arbitraria diferenciando aquello que guarda arbitrariedad de lo que no genera este dilema.
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información
Más formalmente si {\displaystyle /f/\;} es un fonema que puede ser articulado como todo un conjunto de fonos {\displaystyle \{\phi _{1},\phi _{2},...,\phi _{n}\}\;} entonces podemos definir una relación de pertenencia de cada uno de esos alófonos al fonema si definimos la función {\displaystyle {\mbox{rasg}}(\cdot )\,} que asigna a cada fono o fonema el conjunto de rasgos relevantes. Un alófono es una realización posible de un fonema si pertenece a la clase de equivalencia de sonidos asociada al fonema, que en términos de rasgos equivale a que:
Como ya habrás comprobado no hay una formula mágica de como enseñar a leer a un niño de 4 años. Los pasos que te he comentado anteriormente son estrategias simples y efectivas. Al fin y al cabo, cada niño aprende de manera distinta. Así que no te desesperes, es importante que le inculques conocimientos durante las primeras etapas educativas. Toma en cuenta estas pautas y que se complementen en el aprendizaje diario de tu hijo.
×