Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
En Inglés el asunto se complejiza, en tanto existen alrededor de 14 sonidos vocálicos. Estos 14 sonidos vocálicos son encontrados en las siguientes palabras: beet, bit, bait, bet, bat, car, pot (en Inglés Británico), bought, boat, book, boot, bird, but, y la a in ago. Existen también tres diptongos o doble vocales: bite, cow, y boy. Los diptongos involucran off-glides. Puedes oír la y en “bite” y en “boy”, y la w en “cow”. De hecho, los sonidos en “bait” y en “boat” también son diptongos, pero las respectivas primeras partes del diptongo son diferentes a los sonidos cercanos en las palabras “bet” y “bought”.
El presente artículo, resalta la importancia que tiene el grafema- fonema en el desarrollo de la lectura, teniendo un papel importante en la etapa alfabética. La codificación fonológica esta estrechamente relacionada con la "correspondencia grafema-fonema" (término de un especialista en los problemas de lenguaje) o correspondencia grafofonética (plan de estudios 2011), porque puede realizar la identificación y manipulación fonemática, que es importante en el momento que se realiza la lectura.
Empezar enseñando a los niños que las palabras son un conjunto de letras, y no un todo, es, por lo tanto, empezar con mal pie. Esto no seria especialmente problemático si no fuera porque el cerebro es un órgano que se adapta a las tareas que le hacemos hacer. Y si los niños empiezan a fijarse en las letras, su cerebro se adaptará a esta tarea, que no es la primordial. 									

En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes.
Este libro es resultado de varias investigaciones en el campo de la fonología, llevadas a un profundo grado de análisis e interpretación que rara vez tenemos aplicado a las lenguas indígenas de México. Las lenguas trabajadas ofrecen un escenario equilibrado en términos de genealogía y tipología lingüísticas y, por medio de esta publicación, se ponen a nuestro alcance datos, estudios y conclusiones altamente provechosos en el campo de la lingüística descriptiva. Es un verdadero acierto haber planeado la publicación con un complemento informático, por tanto que contiene -y permite el acceso a- los datos que sustentan el texto.

En conclusión, marcamos la importancia que tiene la buena adquisición de la lectura en niños de primer curso de la enseñanza primaria, que al enseñarles una correcta "correspondencia grafema-fonema" y una adquisición adecuada, será mas fácil el inicio de la lectura y sobretodo a los niños les será de su agrado leer. Pues al no tener dificultades en esa correspondencia su lectura y comprensión será adecuada.

Mezclar sonidos es una habilidad importante para los lectores principiantes. Ellos necesitan juntar las unidades de sonido, fonemas, para poder se capaces de leer una palabra sin problemas. Usted puede ayudar a su hijo para que comience a trabajar en esto al juntar los sonidos que escucha. Pídale que conecte el comienzo del sonido con el resto de la palabra. Por ejemplo, dígale “empieza con /p/ y agrega /a/n/. ¿Qué palabra escuchas si las unes?”.
(Nota: en el idioma inglés existen 14-16 fonemas vocálicos (vocales), y más o menos 24 consonánticos (consonantes). Es importante que usted conozca estos fonemas para poder ayudar a su hijo en su aprendizaje en los Estados Unidos de Norteamérica. En español existen solamente 5 fonemas vocálicos (vocales) y 19 consonánticos (consonantes). Existen algunas variaciones en cuanto al número de fonemas por región o país.)
Aritenoides. Se trata de dos cartílagos localizados en la parte posterior, sobre los cuernos del cricoides, sujetan por su apófisis vocal ambos extremos posteriores de las cuerdas y sus apófisis musculares se sostienen sobre el cricoides. Los aritenoides cuentan con gran movilidad, gracias a ella las cuerdas vocales pueden realizar cualquier movimiento. Son pares puesto que hay un par.
Las palabras regulares, muy pocas en la lengua española, al no ajustarse a las reglas de "correspondencia grafema-fonema", ha de ser leídas por dos rutas que funcionan paralelamente y será la ruta mas rápida la que nos proporcione el significado. Es decir, que hay una especie de competencia que nos permite la interacción entre las rutas, mientras que en la ruta fonológica las unidades de correspondencia ortográfico-fonológicas sean de secuencias de letras de mayor tamaño que el grafema (silabas, rimas, etc.).
Fijado un conjunto de rasgos fonéticos se pueden definir los sonidos de la lengua, en principio no hay límite para lo fina que pueda ser la distinción que establecen estos rasgos; potencialmente la lista de sonidos puede hacerse tan grande como se quiera si se incluyen más y más rasgos. Sin embargo el número de fonemas es un asunto diferente, puesto que muchos de los anteriores sonidos serán equivalentes desde el punto de vista lingüístico. Un sistema fonológico es un par {\displaystyle {\mathcal {F}}=(F,{\mathcal {R}})} donde {\displaystyle F\,} es un inventario de fonemas abstractos definidos por unos pocos rasgos del conjunto total (las lenguas naturales por lo general oscilan entre 10 y 30 fonemas, aunque se han descrito lenguas con cerca de 100 fonemas), y {\displaystyle {\mathcal {R}}} es el conjunto de reglas que en función del contexto relativo de aparición de los fonemas definen totalmente los rasgos fonéticos, así el conjunto de reglas puede pensarse como una aplicación del conjunto de secuencias admisibles de fonemas en el conjunto de secuencias admisibles de sonidos:
Uso de textos con lenguaje controlado. Estos textos contienen solamente aquellos fonemas y palabras que fueron explícitamente enseñados. También es controlada la extensión de las palabras, la de las oraciones y los capítulos. Estos textos le dan al niño la oportunidad de adquirir confianza en su capacidad lectora a medida que va adquiriendo nuevas habilidades.
Empezar enseñando a los niños que las palabras son un conjunto de letras, y no un todo, es, por lo tanto, empezar con mal pie. Esto no seria especialmente problemático si no fuera porque el cerebro es un órgano que se adapta a las tareas que le hacemos hacer. Y si los niños empiezan a fijarse en las letras, su cerebro se adaptará a esta tarea, que no es la primordial.
Soy una mamá que tiene una hija con Autismo, y cuando empezó a leer no habíamos notado lo lento que iba, hasta que (un poco tarde) a los 8 años nos dimos cuenta que tenía dislexia. Las profesoras poco sabían de eso en aquellos días (2005), acá en Ecuador las cosas importantes llegan un poco tarde, las innecesarias, llegan muy rápido. En fin, solo quiero decirles a las mamás de arriba que con trabajo continuo y MUUUUUCHA paciencia, siempre los niños consiguen leer, pero a su única forma, totalmente distinta a la del resto de los niños. Yo traté de muchas manera distintas… hasta que encontré lo que a ella le gustaba y me concentré en su propia motivación y le apliqué unas actividades muy parecidas a las descritas en esta página. Cuando agarró la manera de decodificar, tenía que mejorar en velocidad y la puse a leer en la pubertad lo que más le gustaba “Animes japoneses” con subtítulos en español, cuando llegó a décimo de básica, leía muy rápido.

El niño puede realizar una lectura lenta, sin prosodia (sin ritmo homogéneo), también puede llegar a cortar las palabras a la mitad y desde ahí vuelve a comenzar su lectura sin recuperar todos los grafemas de la palabra, otra dificultad seria el perder el renglón donde estaba leyendo, confusión del orden de las letras (invierte o realiza transposición), dificultad en analizar fonemáticamente las palabras (deletrear), confusión entre derecha e izquierda, problemas en la orientación. También, tienen deficiencias perceptivas que les ocasionan problemas para diferenciar símbolos simples como b y d, y la consiguiente elaboración de las reglas de correspondencia entre fonemas y grafemas, lo que se interpreta como confusiones entre los símbolos y/o alteraciones en el reconocimiento, lo cual incide en la falta de fluidez
Ejemplo: También podemos jugar a adivinar en que ha pensado el otro. Para ello, le pediremos que escriba el nombre de un objeto visible en el contexto sin que lo veamos y viceversa, después debemos adivinar que creemos que ha anotado el otro y al final enseñar lo que habíamos escrito. (Sirve cualquier juego que le haga escribir a la vez que se divierte).
Lo cierto es que en el colegio, durante la educación infantil (3,4,5 años), se suele hacer una aproximación a la lectura usando el método global: se enseñan palabras a los niños asociadas a imágenes, se observan semejanzas entre palabras (elefante y estrella empiezan por la misma letra), etc; y, ya en educación primaria (a partir de los 6 años), se inicia un análisis de los segmentos de las palabras: el silabeo (pa-pe-pi-po-pu). Tanto el método analítico como el global son válidos para desarrollar la capacidad lectora. Y ambos son necesarios para una lectura de calidad. Que insistamos más en uno u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. 
×