Igual que antes os decía que para aprender las letras prácticamente cualquier material de apoyo es igualmente válido, en esta etapa de introducción de las sílabas y de sus primeras palabras sí que es importante contar con  recursos de ayuda específicos, especialmente diseñados por expertos para obtener los mejores resultados. Podéis encontrar mis recomendaciones al respecto en mi entrada sobre las mejores cartillas de lectura . No dejéis de consultarla ya que encontraréis en ella indicaciones valiosas sobre qué material será el más adecuado para ayudaros a que vuestro hijo o hija aprenda a leer de la manera más eficaz a la par que divertida.

X es la letra formada por la unión de [k]+[s] y en zonas de Latinoamérica como es el caso de México, puede sonar como [ks] o [ɡz] como es el caso de "éxito" o "expresar", como [x] (J española) como es el caso mismo de México, Xalapa, Texas (que para un español sería escrito Méjico, Jalapa, Tejas). Puede sonar como [ʃ] como es el caso de Xoco y Huexotitla (Shoco y Hueshotitla)o igual como [s] como en Xochimilco (Sochimilco).


Entre los criterios para decidir qué constituye o no un fonema se requiere que exista una función distintiva: son sonidos del habla que permiten distinguir palabras en una lengua.1​ Así, los sonidos [p] y [b] son fonemas del español porque existen palabras como /pata/ y /bata/ que tienen significado distinto y su pronunciación sólo difiere en relación con esos dos sonidos (sin embargo, en mandarín los sonidos [p] y [b] son percibidos como variantes posicionales del mismo fonema).
Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.

Los sonidos vocálicos pueden aparecer solos o con combinados con una consonante para formar una sílaba, como por ejemplo la palabra acertijo, en la cual existe la subdivisión de a-cer-ti-jo, o como palabras independientes. Los sonidos consonánticos se deben unir de forma obligatoria a los vocálicos para que de esta forma para crear distintas silabas, nunca pueden formar palabras independientes.


Y por favor cuanto antes les enseñeis las letras, sin agobiar, va a ser mejor para vuestros hijos mas de lo que pensais puesto que estais formando un sistema de redes de comunicacion cerebral y se ira haciendo mas grande y consolidando. Cuanto antes se empieza le es mas facil formarse (de ahí que estudiar cuando somos adultos es mucho mas dificil que siendo jovenes)
Desde un punto de vista estructural, el fonema pertenece a la lengua, mientras que el sonido pertenece al habla. La palabra , por ejemplo, consta de cuatro fonemas (/k/, /a/, /s/, /a/). A esta misma palabra también corresponden en el habla, acto concreto, cuatro sonidos, a los que la fonología denominará alófonos, y estos últimos pueden variar según el sujeto que lo pronuncie. La distinción fundamental de los conceptos fonema y alófono, está en que el primero es una huella psíquica de la neutralización (un modelo) del segundo que se efectúa en el habla.
Me gusta ser coherente conmigo misma y con mis valores éticos, vivir y no sólo respirar, no dejar nunca de emocionarme, desarrollar mi capacidad de asombro y dedicar mi tiempo libre a mis amigos y mi familia. Intento dar respuesta a cada dilatación de mis pupilas, sonreír y expresar mis sentimientos por escrito, me gusta escribir poesía y adoro mi trabajo. En mi habitación tengo un sillón de los sueños y un trocito de cuarto sin techo.
Aritenoides. Se trata de dos cartílagos localizados en la parte posterior, sobre los cuernos del cricoides, sujetan por su apófisis vocal ambos extremos posteriores de las cuerdas y sus apófisis musculares se sostienen sobre el cricoides. Los aritenoides cuentan con gran movilidad, gracias a ella las cuerdas vocales pueden realizar cualquier movimiento. Son pares puesto que hay un par.
Otro modo de enseñar y adquirir esta conciencia fonémica es trabajar con fonemas únicos en las palabras habladas, como al identificar el primer sonido de la palabra inglesa cat (gato) como /k/. Parte de este aprendizaje también implica darse cuenta de que cambiar un solo sonido o fonema puede cambiar el significado de la palabra. Por ejemplo, cambiar la /g/ en bag por una /t/ nos da la palabra bat (murciélago), que tiene un significado diferente al de bag (bolsa). 			

Al hecho de que los niños se confundan en muchas y variadas correspondencias entre letras del alfabeto y los sonidos componentes de las palabras habladas, se le atribuye como causa un defecto en la habilidad para discriminar los sonidos del habla. En estos casos, se supone que los niños carecen de conciencia fonológica, lo cual es falso, porque el hecho de que el niño no pueda producir algunos sonidos, no significa que no los identifique.
Verbigracia: la sílaba o el grupo fónico sí pueden fraccionarse. Un análisis pormenorizado del fonema revela que está compuesto por un haz de diversos elementos fónicos llamados rasgos distintivos cuya combinación forma el inventario de fonemas. El inventario de rasgos distintivos es asimismo limitado y viene a constituir una especie de tercera articulación del lenguaje.
Entre los criterios para decidir qué constituye o no un fonema se requiere que exista una función distintiva: son sonidos del habla que permiten distinguir palabras en una lengua.1​ Así, los sonidos [p] y [b] son fonemas del español porque existen palabras como /pata/ y /bata/ que tienen significado distinto y su pronunciación sólo difiere en relación con esos dos sonidos (sin embargo, en mandarín los sonidos [p] y [b] son percibidos como variantes posicionales del mismo fonema).
Me hace “gracia” leer algún comentario en el que dice lo dulces y ricos que son los niños cuando hablan confundiendo muchos fonemas. Creo que todavía muchas personas no entienden el problema que puede existir si a un niño no se le trata debidamente esas alteraciones fonéticas tempranamente, quitándole importancia a lo que puede haber detrás (retrasos del lenguaje, trastornos específicos, alteraciones funcionales…) y que todo ello va repercutiendo poco a poco en el desarrollo global del niño.
En los sonidos consonánticos de acuerdo con el punto de articulación podemos encontrar: labiales, labiodentales, coronales, interdentales, dentales, alveolares, postalveolares, retroflejas, palatales, velares, uvulares, faríngeas y glotales. Sin embargo, es difícil encontrar lenguas que usen simultáneamente todos estos puntos de articulación. Respecto al modo de articulación se tienen oclusivas, fricativas, africadas y aproximantes.
El número de fonemas de una lengua es finito y limitado en cada lengua y el número de alófonos potencialmente definibles, especialmente si especificamos rasgos fonéticos muy sutiles, es potencialmente ilimitado y varía según el contexto fonético y la articulación lingüística individual de los hablantes, a su estudio se dedicará la llamada fonética experimental. En cuanto al número de fonemas, este no tiene por qué ser fijo, y puede cambiar con el cambio lingüístico, de hecho en un instante dado, puede ser que puedan construirse dos sistemas fonológicos con diferente número de fonemas si se introducen reglas de pronunciación más complejas. Sin embargo, la mayoría de análisis del español está en torno a 24 unidades (5 vocales y 19 consonantes), aunque no todas las variedades de español tienen el mismo número de fonemas.
Este sitio utiliza cookies de Google para ofrecer sus servicios y analizar el tráfico. Su dirección IP y agente de usuario se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso, al dar click en el botón aceptas el uso de estas Acepto Para más información Leer política de privacidad

Dale a tu hijo libros para que se incentive a leer, siéntalo todos los días, a medida que avance dale libros avanzados, ve aumentando la dificultad poco a poco, trabaja con el para que vaya incrementado los conocimientos y si va a preescolar dile al maestro que te diga que otras cosas puedas hacer de como enseñar a leer a un niño de 4 años y que le permita aprender a leer y escribir.
Cuando el componente fonológico del lenguaje presenta dificultades, es más difícil construir el grado de conciencia fonológica que necesita el aprendizaje de la "correspondencia grafema-fonema"; por ejemplo, en la memorización de las correspondencias entre letras y grupos de letras, por una parte, y de los fonemas y silabas que representan. Los procesos cognitivos que compone a la conciencia fonológica muestra la mayor variabilidad común con el aprendizaje inicial de la lectura, y en algunos su nivel de desarrollo es determinante para su éxito o fracaso en el aprendizaje de la lectura.
El niño cuando tiene que leer hace una asociación de grafía con fonema que es el sonido que le corresponde, estas grafías al ser unidas con otras mas le darán significado a una palabra y podrá realizar una comprensión de oraciones y/o textos. Pero para poder tener la "correspondencia grafema-fonema", también es importante la conciencia fonológica pues es el mecanismo que posibilita el acceso al significado mediante la decodificación fonológica, asignando a cada grafema el fonema correspondiente, y de combinando los fonemas para la pronunciación de dicha palabra del léxico fonológico.
Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.
Se conoce articulación del sonido a la colocación específica de los órganos de la boca (labios, lengua, paladar, velo del paladar, dientes, alvéolos, y paladar duro) en el momento de producirse el sonido. Debido a la movilidad de dos de los órganos de la cavidad bucal, la lengua y los labios, es en ella donde se origina la mayor parte de los sonidos.

Lo cierto es que en el colegio, durante la educación infantil (3,4,5 años), se suele hacer una aproximación a la lectura usando el método global: se enseñan palabras a los niños asociadas a imágenes, se observan semejanzas entre palabras (elefante y estrella empiezan por la misma letra), etc; y, ya en educación primaria (a partir de los 6 años), se inicia un análisis de los segmentos de las palabras: el silabeo (pa-pe-pi-po-pu). Tanto el método analítico como el global son válidos para desarrollar la capacidad lectora. Y ambos son necesarios para una lectura de calidad. Que insistamos más en uno u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. 


Desde Fónica, nos enfocamos en mejorar la calidad de la educación del entorno DJ y la producción musical, innovando en la enseñanza de manera personalizada, con grupos reducidos y enfatizando en las cualidades y talento de cada estudiante, teniendo como soporte todo el material necesario y las últimas tecnologías referentes al medio. Tenemos clara la importancia de la práctica constante para adquirir todos los conocimientos de la manera más efectiva y eficaz posible.

×