Cuando los niños están aprendiendo su lengua su atención se centra en adquirir el significado de las palabras a veces se corrige su articulación pero en general el objetivo principal del trabajo de lengua es entender el significado de las palabras en la conversación o explicaciones en el procesamiento automático del lenguaje; los niños y niñas no son conscientes de que las tiras fónicas están formadas por palabras y que estas se pueden dividir en unidades más pequeñas como las sílabas y los fonemas.
Lo cierto es que en el colegio, durante la educación infantil (3,4,5 años), se suele hacer una aproximación a la lectura usando el método global: se enseñan palabras a los niños asociadas a imágenes, se observan semejanzas entre palabras (elefante y estrella empiezan por la misma letra), etc; y, ya en educación primaria (a partir de los 6 años), se inicia un análisis de los segmentos de las palabras: el silabeo (pa-pe-pi-po-pu). Tanto el método analítico como el global son válidos para desarrollar la capacidad lectora. Y ambos son necesarios para una lectura de calidad. Que insistamos más en uno u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. 
En el ámbito escolar se han presentado dificultades con la "correspondencia grafema-fonema", pues al no tener esta conciencia no puede realizar correctamente la lectura y por ende tampoco comprende de qué se trata la lectura. Es por eso una de las inquietudes por exponer la importancia de las dificultades que se pueden presentar en la lectura con relación a la "correspondencia grafema-fonema" y como estas dificultades llegan a afectar el aprendizaje en niños que están en el primer curso de la enseñanza primaria.
El aprendizaje del vocabulario comienza muy temprano en la vida, como cuando los niños pequeños miran algo a lo que usted está haciendo referencia o cuando dicen sus primeras palabras para obtener lo que necesitan o desean. A medida que los niños pequeños crecen, van aprendiendo más y más palabras. Cuando comienzan a vocalizar palabras como parte del proceso de aprender a leer, la mayoría de los niños ya pueden reconocer la mayoría de las palabras que dicen, reconocen que escucharon esas palabras antes y saben qué significan. Por este motivo, tener un vocabulario amplio es tan importante para leer.
El niño puede realizar una lectura lenta, sin prosodia (sin ritmo homogéneo), también puede llegar a cortar las palabras a la mitad y desde ahí vuelve a comenzar su lectura sin recuperar todos los grafemas de la palabra, otra dificultad seria el perder el renglón donde estaba leyendo, confusión del orden de las letras (invierte o realiza transposición), dificultad en analizar fonemáticamente las palabras (deletrear), confusión entre derecha e izquierda, problemas en la orientación. También, tienen deficiencias perceptivas que les ocasionan problemas para diferenciar símbolos simples como b y d, y la consiguiente elaboración de las reglas de correspondencia entre fonemas y grafemas, lo que se interpreta como confusiones entre los símbolos y/o alteraciones en el reconocimiento, lo cual incide en la falta de fluidez
No sabemos cómo surgieron las lenguas tonales. Muchos creen que tiene que ver con fonemas o incluso con sílabas completas que se han perdido, pero dejando su influencia en la pronunciación. Pero esta suposición hace difícil de explicar por qué el Cantonés, el cual ha mantenido muchos antiguas consonantes terminales, tiene 9 tonos, mientras que su pariente, el Chino Mandarín, el cual ha perdido esas terminaciones, sólo tiene 4 tonos. Por supuesto, un lingüista de China podría preguntarse cómo sucedió que las lenguas no-tonales perdieron sus tonos.

Durante la adquisición de la lectura el niño tiene que desarrollar habilidades y durante este proceso pasa diferentes etapas. Algunos autores también le llaman niveles o fases de la lectura. Das y cols. (1999) se refieren a la primera etapa como simbólica o estadio mágico, donde no existe relación del garabato con la palabra. La segunda etapa de pictórico, a las palabras las ve como una fotografía o cuadro pictórico, esto es en la edad preescolar y lee como fotografía, ejemplo: coca-cola, sólo asocia el significado con la imagen; por otra parte, el niño reconoce la palabras y puede describe cuadros, dibujos o fotos, reconoce las palabras aisladas a partir de un patrón y lo lee como un todo, ejemplo: mamá.


“JUAN ENTRENA JÁIMEZ ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias, al que ha desarrollado Presencia Web a través de página propia y Servicio de promoción online mediante sistema de pago (SEM), para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. [01/03/2019]. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TicCámaras de la Cámara de Comercio de Granada.”
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).
Introduce los fonemas v, r, j, f, ñ con la segunda vocal, e. Combina estos fonemas con los introducidos en el Nivel 1 para formar nuevas palabras. Además, continúa trabajando conciencia fonológica e introduce nuevas estrategias de lectura de sílabas, palabras, frases y oraciones. Este Nivel ofrece textos con lenguaje controlado –cuentos que solo incluyen palabras con los fonemas enseñados de manera explícita en los Niveles 1 y 2. La lectura en voz alta de estos textos resulta clave para adquirir precisión, automaticidad y fluidez, y así liberar la memoria para focalizarse en el significado del texto. A nivel gramatical, trabaja el uso de plurales -s y los pronombres, la concordancia entre artículos y sustantivos, así como nociones básicas de exclamación e interrogación. A nivel semántico, trabaja el uso correcto de las palabras en oraciones y comprensión lectora. En todos los Pasos se pone en práctica (i) conciencia fonológica, (ii) lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (iii) caligrafía, (iv) ortografía, (v) gramática y (vi) comprensión lectora.
Introduce los fonemas v, r, j, f, ñ con la segunda vocal, e. Combina estos fonemas con los introducidos en el Nivel 1 para formar nuevas palabras. Además, continúa trabajando conciencia fonológica e introduce nuevas estrategias de lectura de sílabas, palabras, frases y oraciones. Este Nivel ofrece textos con lenguaje controlado –cuentos que solo incluyen palabras con los fonemas enseñados de manera explícita en los Niveles 1 y 2. La lectura en voz alta de estos textos resulta clave para adquirir precisión, automaticidad y fluidez, y así liberar la memoria para focalizarse en el significado del texto. A nivel gramatical, trabaja el uso de plurales -s y los pronombres, la concordancia entre artículos y sustantivos, así como nociones básicas de exclamación e interrogación. A nivel semántico, trabaja el uso correcto de las palabras en oraciones y comprensión lectora. En todos los Pasos se pone en práctica (i) conciencia fonológica, (ii) lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (iii) caligrafía, (iv) ortografía, (v) gramática y (vi) comprensión lectora.
En relación al material de apoyo que podemos utilizar para enseñar al niño o niña a identificar las letras la oferta es prácticamente ilimitada: libros y material gráfico, pizarras magnéticas, aplicaciones digitales, etc. En estos primeros pasos mi recomendación es combinarlos todos ellos de modo que el niño se habitúe a ver letras en diferentes medios y no asociar sus juegos con las letras únicamente a uno de ellos; un error bastante frecuente estos días es el de utilizar en exclusiva la tablet, obviando alternativas más tradicionales. Si bien la tablet o el móvil es un entorno por lo general atractivo para el niño, limitarnos a este medio puede dificultar un tanto el posterior salto a la escritura. Complementar los medios digitales con libros o juegos físicos contribuirá a que el niño progrese más ágilmente en todos los ámbitos.
/ʎ/: fonema lateral palatal (grafía ll). Es el fonema tradicional del español estándar, hoy presente, especialmente, en zonas rurales del centro y norte de España, entre los hablantes de las zonas bilingües vasca y catalana, y en América /ʎ/ es mayoritario en Bolivia, Paraguay, interior de Perú, norte de Argentina y zonas de Colombia. Ver la página de discusión de este artículo.
Una vez que tu hijo tenga 5 años ya conoce lo que es ficticio y lo que es real, puedes ayudarlo a diferenciar los géneros de los libros, aquellas historias que son basadas en lo real, libro de letras, libro de músicas, fantasía, ciencia ficción.  Cuando un niño aprende clasificar un libro del género empezara  recordar los detalles realizando un esfuerzo para poder recordarlo, realizando un esfuerzo para poder clasificarlo y tendrá que recordar libro que haya leído del mismo genero. Esto te llevara más de diez segundos tras realizar una lectura.
Además de estas variaciones en el inventario fonémico, el número de alófonos que presentan los fonemas del español presentan peculiaridades en algunas variedades. Por ejemplo en la modalidad lingüística andaluza las secuencias /s+b/, /s+d/ y /s+g/ dan lugar a las fricativas sordas [ɸ], [θ] y [x] (estando el primer alófono ausente de otras variedades de español).
y con 30 años, se puede “aprender” el sonido r fuerte? yo no he tenido nunca problemas… en comparación con mi hermano hablé más tarde, pero supongo que tendría los problemas típicos de cambiar letras y se pasó. Pero mi novio que es extranjero se agobia un montón con la rr fuerte cuando aprende español….. y por más que le digo que ya le saldrá, se sigue agobiando jaja
Por ejemplo ai-re, r-ei-na, ag-ua, hie-rro, f-ue-go, etc. Buscaremos palabras que no den lugar a confusión en la imagen que mostramos, recordamos que el niño todavía no sabe leer, está aprendiendo las vocales, con la palabra fuego podemos poner la imagen de un fuego y no habrá confusión, pero si por ejemplo queremos usar la palabra reunión, con la imagen es más complicado.
Además de estas variaciones en el inventario fonémico, el número de alófonos que presentan los fonemas del español presentan peculiaridades en algunas variedades. Por ejemplo en la modalidad lingüística andaluza las secuencias /s+b/, /s+d/ y /s+g/ dan lugar a las fricativas sordas [ɸ], [θ] y [x] (estando el primer alófono ausente de otras variedades de español).
A base del Método Fexmo, es un curso taller Terapia de lenguaje: Fonética, expresión y movimiento, Ponente: Ida Lucía Muente Espinar, autora del Método Fexmo, dirigido a profesores de pedagogía y Ed. Inicial. Temario: Comprensión Lectora, Fonética, Vocalización, Narración de cuentos, Problemas de oralidad, Caligrafía, Movimiento y su importancia, Paralelos de zurdos y diestros, Importancia de los colores, Terapia de cada letra a través de sonidos.
Maestros y padres de familia utilizan el método de enseñanza llamado "phonics" para ayudar a los niños a ciertos sonidos se conectan con grupos de letras para sonar hacia fuera palabras como aprenden a leer. El programa de alfabetización enganchado en el Phonics afirma ser capaz de enseñar a nadie a leer, usando métodos que son "divertido y rápido. Durante más de 20 años en que este programa ha estado disponible, se ha ganado una gran notoriedad. Para algunos niños, Hooked on Phonics tiene desventajas como un método de enseñanza, incluyendo diferencias en la capacidad de aprendizaje de los niños, inconsistencias en las reglas de la fonética, la necesidad de memorización de la palabra de la vista y el costo del programa.

Introduce palabras vcccv de más de cuatro sílabas. Introduce los dígrafos gui/gue. Continúa aportando estrategias de lectura de palabras, frases, oraciones y textos cada vez menos controlados, hasta que al final del nivel los niños adquieren competencia para leer textos sin control. A nivel gramatical, trabaja el uso de sufijos -mente, -ción, -sión, -ble, -ísimo/ísima, verbos que terminan con -amos/emos/imos, -aron/ieron, -ando/iendo. A nivel semántico incluye actividades de comprensión lectora de mayor complejidad, como hacer inferencias, predicciones y titular capítulos. Introduce los meses del año, familias de palabras, números y palabras compuestas. En cada Paso pone en práctica (i) la lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos, (ii) caligrafía, (iii) ortografía, (iv) gramática y (v) comprensión lectora.


Los fonemas no son sonidos con entidad física, sino abstracciones mentales o abstracciones formales de los sonidos del habla. En este sentido, un fonema puede ser representado por una familia o clase de equivalencia de sonidos (técnicamente denominados fonos), que los hablantes asocian a un sonido específico durante la producción o la percepción del habla. Así por ejemplo en español el fonema /d/ [+ obstruyente, + alveolar, + sonoro] puede ser articulado como oclusiva [d] a principio de palabra o tras nasal o pausa larga, pero es pronunciado como aproximante [ð] entre vocales o entre vocal y líquida, así /dedo/ se pronuncia [deðo] donde el primer y tercer sonido difieren en el grado de obstrucción aunque son similares en una serie de rasgos (los propios del fonema).

×