El presente artículo, resalta la importancia que tiene el grafema- fonema en el desarrollo de la lectura, teniendo un papel importante en la etapa alfabética. La codificación fonológica esta estrechamente relacionada con la "correspondencia grafema-fonema" (término de un especialista en los problemas de lenguaje) o correspondencia grafofonética (plan de estudios 2011), porque puede realizar la identificación y manipulación fonemática, que es importante en el momento que se realiza la lectura.
Los resultados y el tiempo necesario para realizar esta tarea presentarán gran disparidad entre unos grafemas y otros, ya que los niños disléxicos suelen tener problemas en adquirir algunos grafemas/fonemas concretos, normalmente visualmente parecidos y con características auditivas similares. Por tanto, se trabajará con mayor relevancia la discriminación visual  en los casos que se estime necesario.
Cualquier actividad que haga, asegúrese de que sea corta y divertida. Si su hijo considera una actividad demasiado difícil o aburrida, intente algo diferente. Si usted encuentra que las actividades de ese tipo son muy difíciles para él, hable con su maestro o con el departamento de infancia temprana de su distrito para averiguar si proporcionan ayuda adicional.
Tras algunas décadas de abandono como consecuencia del énfasis puesto en una mal entendida “comunicabilidad” del lenguaje, estudios recientes sobre la competencia fónica coinciden en considerarla una parte fundamental de las destrezas orales de la lengua, esto es, de la expresión oral, la comprensión auditiva y la interacción oral. En efecto, la pronunciación es el medio a través del cual se trasmite la información y, por lo tanto, la comprensión o no del mensaje por parte del oyente va a depender de la calidad de esa transmisión; en cuanto a la comprensión del mensaje, no podemos olvidarnos de que uno de los procesos fundamentales de esta destreza es el de la percepción de los elementos fónicos, de forma que si un individuo no identifica correctamente los segmentos que componen un texto oral, tendrá dificultades para comprenderlo e interpretarlo (Iruela, 2004: 27-30). Existe, por tanto una relación directa entre capacidad para percibir y discriminar elementos fónicos de la L2 (los contrastes fonológicos, los sonidos que representan a cada fonema, el ritmo, la entonación, el acento a nivel de palabra y de frase, etc.) y la capacidad para la comprensión del mensaje.
El número de fonemas de una lengua es finito y limitado en cada lengua y el número de alófonos potencialmente definibles, especialmente si especificamos rasgos fonéticos muy sutiles, es potencialmente ilimitado y varía según el contexto fonético y la articulación lingüística individual de los hablantes, a su estudio se dedicará la llamada fonética experimental. En cuanto al número de fonemas, este no tiene por qué ser fijo, y puede cambiar con el cambio lingüístico, de hecho en un instante dado, puede ser que puedan construirse dos sistemas fonológicos con diferente número de fonemas si se introducen reglas de pronunciación más complejas. Sin embargo, la mayoría de análisis del español está en torno a 24 unidades (5 vocales y 19 consonantes), aunque no todas las variedades de español tienen el mismo número de fonemas.
Para evaluar el proceso auditivo de tu hijo, di despacio con intervalo de un segundo, en un tono monótono, ya sea números u objetos. Puedes decir 5-8-1-7 y que el niño repita. si pudo ahora di 8-4-3-9-6. El niño debe de poder decir la secuencia de 4 dígitos correctamente el 75% de las veces a ka primera para que sea considerado un nivel 4 de memoria corto plazo
La palabra clave aquí es distinguir. De hecho hacemos discriminaciones mucho más finas entre los sonidos, pero el idioma Inglés requiere sólo 40 (averiguar en Español). Las otras discriminaciones son las que nos permiten detectar las diferencias entre acentos, dialectos, identificar individuos, y diferenciar pequeños matices en el habla que indican mensajes más allá del significado obvio de las palabras.
El programa de enganchado en el Phonics puede ser bastante caro. A partir de marzo de 2010, un paquete básico de "Aprender a leer" puede costar casi £130, que está fuera de rango de precio de muchos padres. Aunque las actividades y libros individuales se pueden comprar por menos, los costos todavía pueden ser excesiva. Para reducir los costos, los padres que deseen utilizar Hooked on Phonics pueden adquirir materiales de programa previamente usados, o Únete a una cooperativa de padres a la escuela materiales entre los niveles de edad. Grupos de hogar local, ventas de garaje o incluso en línea sitios como Craigslist también representan fuentes potenciales de materiales usados fonética.
El niño puede realizar una lectura lenta, sin prosodia (sin ritmo homogéneo), también puede llegar a cortar las palabras a la mitad y desde ahí vuelve a comenzar su lectura sin recuperar todos los grafemas de la palabra, otra dificultad seria el perder el renglón donde estaba leyendo, confusión del orden de las letras (invierte o realiza transposición), dificultad en analizar fonemáticamente las palabras (deletrear), confusión entre derecha e izquierda, problemas en la orientación. También, tienen deficiencias perceptivas que les ocasionan problemas para diferenciar símbolos simples como b y d, y la consiguiente elaboración de las reglas de correspondencia entre fonemas y grafemas, lo que se interpreta como confusiones entre los símbolos y/o alteraciones en el reconocimiento, lo cual incide en la falta de fluidez
Insistir en que el niño aprenda fonemas, antes de que este listo en su desarrollo es poner al niño y al padre en mucho estrés y en una batalla diaria. Enfocate en usar tu tiempo y tu energía en expandir la memoria de corto plazo auditiva. Y algunos padres, una vez que entienden el rol del cerebro en aprender los fonemas, deciden mejor utilizar tarjetas para enseñar palabras mientras siguen trabajando en construir esta habilidad. Esto le da la oportunidad al niño de ver la lectura como algo agradable, y agregar fonemas después para mejorar la lectura.
Así, cada palabra se compone de un conjunto específico de sonidos que por lo general se representan con símbolos diferentes a los que representan las letras del abecedario. Para comprenderlos, la fonética también busca entender cómo cada sonido es producido por las diferentes partes de la boca y del sistema de cuerdas vocales a modo de repetirlos luego fácilmente.
Desde un punto de vista estructural, el fonema pertenece a la lengua, mientras que el sonido pertenece al habla. La palabra , por ejemplo, consta de cuatro fonemas (/k/, /a/, /s/, /a/). A esta misma palabra también corresponden en el habla, acto concreto, cuatro sonidos, a los que la fonología denominará alófonos, y estos últimos pueden variar según el sujeto que lo pronuncie. La distinción fundamental de los conceptos fonema y alófono, está en que el primero es una huella psíquica de la neutralización (un modelo) del segundo que se efectúa en el habla.
Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.
Se conoce articulación del sonido a la colocación específica de los órganos de la boca (labios, lengua, paladar, velo del paladar, dientes, alvéolos, y paladar duro) en el momento de producirse el sonido. Debido a la movilidad de dos de los órganos de la cavidad bucal, la lengua y los labios, es en ella donde se origina la mayor parte de los sonidos.

Esto exige que haya que entrenar específicamente aquellas estructuras silábicas más regularizadas en las que puedan aparecer letras. Algunos efectos de facilitación como puede ser el nombre de la letra pueden desaparecer si la sílaba a la que pertenecen aparece en posición media o final de la palabra, aunque esa letra se encuentre en la posición inicial de la sílaba.
Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.
×