Cuando uno aprende un idioma no materno, la fonética siempre es una pieza fundamental del proceso de aprendizaje ya que es la parte del idioma que nos permite pronunciar cada sonido, cada palabra de la manera correcta, dejando de lado la entonación típica del idioma que uno posee desde nacimiento y pronunciando las palabras tal como hacen los nativos.
Introduce los fonemas y, b, h, z, con la vocal o. Combina estos fonemas con aquellos enseñados en los Niveles 1 y 2 para formar nuevas palabras. Introduce palabras con vccv y palabras de cinco letras (árbol). Continúa desarrollando la conciencia fonológica y aportando nuevas estrategias de lectura de palabras, frases, oraciones y textos con lenguaje controlados, a medida que estos incrementan su complejidad. A nivel gramatical, pone en juego las conjugaciones verbales con -n, -aba, el uso del infinitivo y de las conjunciones y, pero, por eso y porque, los sinónimos y antónimos. A nivel semántico incluye actividades de comprensión lectora de mayor complejidad. En cada Paso pone en práctica (i) conciencia fonológica, (ii) lectura con listas de sílabas, palabras, frases y oraciones y textos con lenguaje controlado, (iii) caligrafía, (iv) ortografía, (v) gramática y (vi) comprensión lectora.
Los resultados y el tiempo necesario para realizar esta tarea presentarán gran disparidad entre unos grafemas y otros, ya que los niños disléxicos suelen tener problemas en adquirir algunos grafemas/fonemas concretos, normalmente visualmente parecidos y con características auditivas similares. Por tanto, se trabajará con mayor relevancia la discriminación visual  en los casos que se estime necesario.
Las personas no tienen necesidad de identificar y clasificar las letras individuales para comprender las palabras, sino que al ver la palabra escrita se alude directamente al significado. Es fundamental no reducir la enseñanza de la lectura a la identificación de sonidos, ni convertir la enseñanza de la escritura en sonidos, porque de esta manera no se ayuda a clarificar su significado.
Esto exige que haya que entrenar específicamente aquellas estructuras silábicas más regularizadas en las que puedan aparecer letras. Algunos efectos de facilitación como puede ser el nombre de la letra pueden desaparecer si la sílaba a la que pertenecen aparece en posición media o final de la palabra, aunque esa letra se encuentre en la posición inicial de la sílaba.
Soy profesora de segundo año de Educación Básica,y les agradecería mucho si me podrían enviar material didáctico para enseñar a leer y escribir a mis alumnos, estoy trabajando con los fonemas s, p,m. Me gustaría intercambiar experiencias y material con maestros que trabajen con segundo año para de esta manera poder optimizar nuestra labor educativa.Les escribo mi correo para intercambiar información.
Desde un punto de vista estructural, el fonema pertenece a la lengua, mientras que el sonido pertenece al habla. La palabra , por ejemplo, consta de cuatro fonemas (/k/, /a/, /s/, /a/). A esta misma palabra también corresponden en el habla, acto concreto, cuatro sonidos, a los que la fonología denominará alófonos, y estos últimos pueden variar según el sujeto que lo pronuncie. La distinción fundamental de los conceptos fonema y alófono, está en que el primero es una huella psíquica de la neutralización (un modelo) del segundo que se efectúa en el habla.
En Academia Fónica, nuestros programas formativos están diseñados para que el alumno pueda asimilar el contenido técnico y artístico trabajando y practicando desde el primer día. Nuestro compromiso es poner a su disposición, todas las herramientas necesarias para que solo te preocupes de disfrutar a la vez que aprendes de lo que más te apasiona: la música y el sonido.
Un libro excelente, para recomendar y quedar estupendamente. No sólo por lo ameno y adictivo de su argumento, sino por el perfecto diseño y evolución de los personajes, así como la coherencia y minuciosidad en la descripción del universo donde se plantea la acción (todos hemos visto libros de fantasía heroica incoherentes y deslabazados, pero este no es así, sino todo lo contrario). Mantiene el interés hasta el final, y hace que te quedes con ganas de más (¿para cuándo la continuación?)

El aprendizaje del vocabulario comienza muy temprano en la vida, como cuando los niños pequeños miran algo a lo que usted está haciendo referencia o cuando dicen sus primeras palabras para obtener lo que necesitan o desean. A medida que los niños pequeños crecen, van aprendiendo más y más palabras. Cuando comienzan a vocalizar palabras como parte del proceso de aprender a leer, la mayoría de los niños ya pueden reconocer la mayoría de las palabras que dicen, reconocen que escucharon esas palabras antes y saben qué significan. Por este motivo, tener un vocabulario amplio es tan importante para leer.
Este libro es resultado de varias investigaciones en el campo de la fonología, llevadas a un profundo grado de análisis e interpretación que rara vez tenemos aplicado a las lenguas indígenas de México. Las lenguas trabajadas ofrecen un escenario equilibrado en términos de genealogía y tipología lingüísticas y, por medio de esta publicación, se ponen a nuestro alcance datos, estudios y conclusiones altamente provechosos en el campo de la lingüística descriptiva. Es un verdadero acierto haber planeado la publicación con un complemento informático, por tanto que contiene -y permite el acceso a- los datos que sustentan el texto.
Por ejemplo ai-re, r-ei-na, ag-ua, hie-rro, f-ue-go, etc. Buscaremos palabras que no den lugar a confusión en la imagen que mostramos, recordamos que el niño todavía no sabe leer, está aprendiendo las vocales, con la palabra fuego podemos poner la imagen de un fuego y no habrá confusión, pero si por ejemplo queremos usar la palabra reunión, con la imagen es más complicado.
Experta en dislexia. Logopeda y maestra de audición y lenguaje, especialista en neuropsicología educativa y en dificultades de aprendizaje, fundadora de Ladislexia.net y directora del Método Diverlexia. Desde 2011 asesora a familias y a profesionales de España y Latinoamérica y desde 2014 imparte formación, seminarios y consultoría de especialización en dislexia.

Una vez que tu hijo tenga 5 años ya conoce lo que es ficticio y lo que es real, puedes ayudarlo a diferenciar los géneros de los libros, aquellas historias que son basadas en lo real, libro de letras, libro de músicas, fantasía, ciencia ficción.  Cuando un niño aprende clasificar un libro del género empezara  recordar los detalles realizando un esfuerzo para poder recordarlo, realizando un esfuerzo para poder clasificarlo y tendrá que recordar libro que haya leído del mismo genero. Esto te llevara más de diez segundos tras realizar una lectura.
El niño cuando tiene que leer hace una asociación de grafía con fonema que es el sonido que le corresponde, estas grafías al ser unidas con otras mas le darán significado a una palabra y podrá realizar una comprensión de oraciones y/o textos. Pero para poder tener la "correspondencia grafema-fonema", también es importante la conciencia fonológica pues es el mecanismo que posibilita el acceso al significado mediante la decodificación fonológica, asignando a cada grafema el fonema correspondiente, y de combinando los fonemas para la pronunciación de dicha palabra del léxico fonológico.

B) CAVIDAD GLOTICA U ÓRGANO DE FONACIÓN. La cavidad laríngea debido a que la laringe es su elemento constitutivo. Se trata de una caja cartilaginosa situada al final de la laringe, es móvil ya que puede ascender y descender aunque generalmente su posición es en la parte inferior. La laringe se compone de seis cartílagos fundamentales, tres de ellos pares y los otros tres impares.
Uso de textos con lenguaje controlado. Estos textos contienen solamente aquellos fonemas y palabras que fueron explícitamente enseñados. También es controlada la extensión de las palabras, la de las oraciones y los capítulos. Estos textos le dan al niño la oportunidad de adquirir confianza en su capacidad lectora a medida que va adquiriendo nuevas habilidades.
Una buena conciencia fonológica empieza cuando los niños detectan sonidos, sílabas y rimas en las palabras que escuchan. Lea frecuentemente en voz alta a su hijo. Seleccione libros que rimen o que repitan el mismo sonido. Dirija la atención de su hijo hacia las rimas: “¡Fox, socks, box! (vocablos en inglés que significan: zorro, calcetínes, caja). Todas estas palabras riman. ¿Escucha que casi suenan igual?”
En Academia Fónica, nuestros programas formativos están diseñados para que el alumno pueda asimilar el contenido técnico y artístico trabajando y practicando desde el primer día. Nuestro compromiso es poner a su disposición, todas las herramientas necesarias para que solo te preocupes de disfrutar a la vez que aprendes de lo que más te apasiona: la música y el sonido.
Durante la adquisición de la lectura el niño tiene que desarrollar habilidades y durante este proceso pasa diferentes etapas. Algunos autores también le llaman niveles o fases de la lectura. Das y cols. (1999) se refieren a la primera etapa como simbólica o estadio mágico, donde no existe relación del garabato con la palabra. La segunda etapa de pictórico, a las palabras las ve como una fotografía o cuadro pictórico, esto es en la edad preescolar y lee como fotografía, ejemplo: coca-cola, sólo asocia el significado con la imagen; por otra parte, el niño reconoce la palabras y puede describe cuadros, dibujos o fotos, reconoce las palabras aisladas a partir de un patrón y lo lee como un todo, ejemplo: mamá.
Aunque el método phonics trabaja para muchos niños, un currículo únicamente basado en la fonética como enganchado en el Phonics no funcionen igual de bien para todos los niños debido a problemas de aprendizaje individuales y habilidades. Niños con problemas de audición, por ejemplo, pueden ser difícil conectar sonidos y grupos de la carta, mientras que los niños con dislexia a menudo atrás grupos de letras, que causa confusión con el aprendizaje fonético. Además, algunos niños aprenden a leer más fácilmente mediante otros métodos. Por ejemplo, el método de "toda lengua" enseña a los niños a reconocer palabras enteras, en lugar de sonidos individuales.
Algunos de los estudios de lectura ponen en evidencia la importancia de la decodificación. Según Henry (1993) son "Aquellos niños que no aprenden a leer y que parecen tener un factor común; tienen una gran dificultad en adquirir las habilidades necesarias para decodificar con rapidez. La comprensión es un problema solo porque los niños no pueden decodificar con rapidez" (pág. 107). Además los estudios diferenciales indican que las mayores diferencias entre buenos y malos lectores se dan precisamente en los microprocesos (Adams, 1982; Graeser, Hoffman y Clark, 1980; Laberge y Samuels, 1974).

Intervienen en la lectura los procesos de percepción, de memoria y reproducción, en la escritura además interviene los procesos motores de automatización más complejo. Y la escritura es la representación grafica del lenguaje, que esta compuesto de sonidos (fonemas) y estos sonidos tienen representaciones graficas (grafemas). Este proceso es inverso en la escritura pues transformamos a los grafemas en fonemas.

Insistir en que el niño aprenda fonemas, antes de que este listo en su desarrollo es poner al niño y al padre en mucho estrés y en una batalla diaria. Enfocate en usar tu tiempo y tu energía en expandir la memoria de corto plazo auditiva. Y algunos padres, una vez que entienden el rol del cerebro en aprender los fonemas, deciden mejor utilizar tarjetas para enseñar palabras mientras siguen trabajando en construir esta habilidad. Esto le da la oportunidad al niño de ver la lectura como algo agradable, y agregar fonemas después para mejorar la lectura.


Una vez identificado exactamente el perfil de cada escolar, es necesario intervenir desde lo más básico a lo más complejo, siempre con una progresión de dificultad creciente. En unos casos habrá que afianzar la fluidez lectora para que esta sea más funcional, en otros, remontarse hasta afianzar algunas correspondencias entre sonidos y letras, en otros habrá que complementar el aprendizaje lectoescritor a nivel de comprensión y redacción con el desarrollo del léxico y de la competencia lingüística oral y en otros habrá que trabajar la ortografía arbitraria diferenciando aquello que guarda arbitrariedad de lo que no genera este dilema.
Nuestra experiencia de comunicación a partir del habla nos dice que las palabras son el resultado del engarzamiento de diferentes formas donde la unión de las mismas cobra un significado. Quienes estudian el lenguaje y estas formas utilizadas en el habla para expresar ideas o sentimientos, en el intento de abstraer los sonidos de nuestro lenguaje crearon el término fonemas, que consisten en un conjunto de símbolos que no se encuentran ligados a ningún sonido en particular puesto que se ubican en un análisis más abstracto. Por ejemplo el fonema /b/ representa el sonido del comienzo del término “bueno”, pero es sólo eso una representación, en sí mismo no tiene sonido.
Es importante señalar que si bien el fonema pertenece al ámbito de la lengua, y el sonido se incluye en el campo del habla, ambos elementos se encuentran íntimamente relacionados y condicionan el significado de los términos; sin embargo el fonema es un elemento que sirve para el análisis lingüístico, es decir que representa la abstracción de ese sonido al que se encuentra ligado.
A) CAVIDAD INFRAGLOTICA. Las cavidades infraglóticas se ocupan de la respiración, de almacenar y expulsar el aire, es decir, de generar la energía aerodinámica necesaria para hablar,constituidos por el diafragma, los pulmones, los bronquios y la tráquea. Además de cumplir con su función nutritiva básica para el organismo sirven para recibir el oxígeno del aire inspirado, almacenarlo y expulsarlo de nuevo hacia el exterior transformado en anhídrido carbónico a través de las cavidades superiores para producir diferentes sonidos.

Puede ser dividida en tres secciones también, a saber: faringe, cavidad bucaly cavidad nasal. La faringe es un tubo musculoso situado en el cuello. Conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago. A diferencia de las cavidades que mencionábamos anteriormente, esta sección de lacavidad supraglótica forma parte también del aparato digestivo, pues por la faringe pasan también los alimentos que ingerimos.
Cuando el componente fonológico del lenguaje presenta dificultades, es más difícil construir el grado de conciencia fonológica que necesita el aprendizaje de la "correspondencia grafema-fonema"; por ejemplo, en la memorización de las correspondencias entre letras y grupos de letras, por una parte, y de los fonemas y silabas que representan. Los procesos cognitivos que compone a la conciencia fonológica muestra la mayor variabilidad común con el aprendizaje inicial de la lectura, y en algunos su nivel de desarrollo es determinante para su éxito o fracaso en el aprendizaje de la lectura.
La enseñanza de la lectura debería empezar por las vocales secuenciadas por su dificultad gráfica y seguir con las consonantes que no presentan problemas de interferencia y que tienen una "correspondencia grafema-fonema" estable. Posteriormente se van introduciendo aquellos grafemas que presentan contrastes a fin de obtener ventajas en el aparato discriminativo.
×